Cronica de un Comité COMUNICADO

Después de recibir múltiples premios en festivales nacionales, este 9 de julio llega a salas el documental Crónica de un comité, de los directores Carolina Adriazola y José Luis Sepúlveda (El pejesapo, Mitómana).

“La película nace porque el Comité por la Justicia para Manuel Gutiérrez nos invita a registrar lo que acontecía”, señala la directora Carolina Adriazola. “Asumimos ese desafío sin una idea preconcebida, inspirados en lo que hacemos en la Escuela Popular de Cine”, explica su director José Luis Sepúlveda. “Sabíamos que no sería fácil abordar un tema doloroso que provoca tanta rabia, pues la violencia contra los estudiantes y trabajadores en manos de la policía se ha hecho costumbre y es aceptada incluso por un sector de la sociedad chilena que evita comprometerse”, puntualiza.

El 2011, en el marco de las movilizaciones convocadas por la Central Unitaria de Trabajadores CUT, una bala mató a Manuel Gutiérrez, de sólo 16 años, mientras observaba las protestas cerca de su casa junto a su hermano Gerson. El autor de la bala fue identificado como el sargento Miguel Millacura. Ahí comenzó el trabajo de familiares y amigos para que Millacura fuera procesado por la justicia civil y no por la justicia militar, que lo destinó al sur de Chile y recientemente rebajó su pena. Este documental es el registro atrevido y certero de ese proceso, donde el ciudadano común se enfrenta a un sistema difícil de permear.

“Nunca nos planteamos hacer un panfleto o un cine político propagandístico. Más bien buscamos desplazarnos hacia otros caminos dentro del mismo tema”, declaran los directores. “Por ejemplo, una arista de Crónica de un comité es el debate sobre justicia divina versus justicia terrenal. Estos temas, actuales y cotidianos, permiten plantear cuestionamientos mientras se va siguiendo el proceso”, reflexionan Adriazola y Sepúlveda. “Conocer a los integrantes del comité así como a la familia, y que todos ellos hayan participado activamente del proceso de rodaje, nos produjo un intercambio mucho más honesto”, aseguran.

“La película fue hecha sin ningún tipo de financiamiento, comenzó desde el inicio de las actividades del Comité entre 2012 y 2013”, detallan. De esta forma, el film sigue el proceso de este grupo liderado por Gerson Gutiérrez, hermano de la víctima, y el dirigente de derechos humanos Miguel Fonseca, que mediante eventos públicos, visitas al Congreso y la televisión, buscan vencer la impunidad que rodea el crimen. “Invitamos a la gente a ver la película y reflexionar en torno a lo que se propone. Son temas vigentes que aquí logran visibilizarse, pese al autoritarismo, que trata de esconderlos bajo la alfombra roja, azul y blanca de Chile”, concluyen Adriazola y Sepúlveda.

Crónica de un comité es el tercer largometraje de una dupla que, desde el inicio de su carrera, ha manifestado una marcada preocupación por asuntos sociales. Ambos están detrás de la Escuela Popular de Cine y de FECISO -Festival de Cine Social y Antisocial- que realizan año tras año y definen como “una ventana de exhibición alejada del cine dominante”.

Por ahora, Crónica de un Comité se puede ver en Centro Arte Alameda, Cineteca Nacional de Chile, Sala Radical y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, en Santiago.