josé antonio gómez A1

El ministro de Defensa, José Antonio Gómez, se refirió a las últimas semanas que ha vivido su cartera tras conocerse nuevos antecedentes sobre el denominado caso Quemados. El secretario de Estado, aseguró que la postura del Ejército ha sido de total colaboración y que es complejo pensar que hoy existan antecedentes desconocidos sobre causas relacionadas a la violación de derechos humanos.

“Por causas de derechos humanos, en el período democrático se ha procesado a cerca de 400 personas, 138 de las cuales fueron condenadas. De esos procesos, 21 han afectado a generales en retiro, 16 de los cuales fueron condenados y ocho están presos. Además, hay 92 oficiales en retiro de alto rango que han sido procesados, 41 con condenas. En promedio, anualmente se reciben cerca de 500 requerimientos de los tribunales. En 2014 fueron 470. Toda esta información, pedida por nosotros, corresponde al Ejército”, sostuvo Gómez en entrevista con La Tercera.

Sobre la repertura del caso Quemados, el ministro aseguró que “han sido dos semanas intensas, en las cuales, a modo personal, se mezclan dos campos. Por un lado, situaciones delicadas y horrorosas, relacionadas con criminales, respecto de las cuales el hecho de que aún existan antecedentes que no se conocen es complejo. Y, por otra parte, estoy tranquilo, porque puedo jugar un rol importante en colaborar para que haya verdad y justicia”.

“El Ejército es una institución que depende del Ministerio de Defensa. Y nuestro trabajo conjunto ha sido intenso en ir tomando decisiones. Luego de que se dictaran dos procesamientos, los dos involucrados fueron desvinculados. Y el Ejército dijo públicamente que respeta su tarea de cumplir con toda la información que requiera el Poder Judicial. La tercera fase, decidida en conjunto, es la petición que he formulado de los antecedentes de todas las personas que allí trabajan extrainstitucionalmente, sobre las cuales se harán los cruces detallados y respectivos. El plazo es de 20 a 30 días. Y también se hará extensivo a las otras ramas de las FF.AA. Con esos antecedentes, nos reuniremos con el comandante en jefe y se tomarán nuevas decisiones. Pero es un error pensar que el Ejército tendría que actuar solo”, sostuvo.

Sobre si podría existir información nueva, el secretario de Estado dijo que “nuestra obligación es determinar si esos hechos son así. Ya se han efectuado revisiones y se volverá a ver esos puntos. La actitud del Ejército ha sido de total colaboración (…) para algunos, estos pasos pueden ser insuficientes. Por eso, voy a pedir una audiencia, para la próxima semana, con el presidente de la Corte Suprema, con el fin de ver y analizar qué otras formas, tal vez nuevas, de colaboración con la justicia podemos prestar”.

El titular de Defensa, se refirió además a la posibilidad de levantar el secreto del Informe Valech, lo que fue solicitado expresamente por la única sobreviviente del ataque incendiario ocurrido en 1986, Carmen Gloria Quintana.

“El secreto fue en beneficio de la víctima. Hay mucha gente que pudo haber dicho que no se le consultó, pero hay situaciones de demasiada violencia, degradación, de torturas criminales e inhumanas, que hay personas que no quieren que sus familias sepan que sufrieron ese tipo de degradaciones. Las víctimas que yo conozco, muchas de ellas no tenían problemas del conocimiento de lo que les había sucedido, otras sí. Entonces, se decidió por el Ejecutivo establecer el secreto por 30 años y después se subió a 50 años”, dijo.