punta peuco A1

Este lunes, la presidenta del PS, Isabel Allende, su par del PPD Jaime Quintana y el timonel del PC, Guillermo Teillier, pidieron al Gobierno que se cierre el penal Punta Peuco, la cárcel especial para militares condenados por violaciones a los derechos humanos en dictadura.

La solicitud fue hecha durante la reunión del comité político que tuvo lugar en el Palacio de La Moneda esta jornada, en el contexto de una discusión sobre una agenda de derechos humanos, que es “mucho más ambiciosa, que no es nueva, y no surge sólo con el enfoque del caso Quemados”, según indicó el senador Quintana, consignó Emol.

Esta petición apunta a que se ponga fin a este establecimiento antes de que finalice el período presidencial de Michelle Bachelet.

Quintana señaló también que “los partidos le hemos pedido al Gobierno que evalúe seriamente el tema de Punta Peuco”.

Dijo que “habrá que ver un centro penitenciario que cumpla con todos los requisitos que Gendarmería fije para ese efecto, pero sin nada que se parezca a un privilegio”, refiriéndose a lo que ocurriría con los actuales militares que se encuentran dentro del recinto.

Por su lado, Teillier contó que “hubo unanimidad de los presidentes de solicitarle al gobierno que se procediera al cierre, pero no se le puso plazo (…) me imagino que ahora ellos tienen que discutirlo”.

Allende, en tanto, destacó la importancia de apoyar la iniciativa de degradar a los militares condenados por este tipo de delitos.

“el Gobierno podría -a través de un decreto supremo- declarar nulidad de derecho público a esos ascensos que tuvieron muchos de los oficiales que tenían condenas por violaciones graves a los derechos humanos”, afirmó.