minerosok
Imagen referencial

Unos 70 trabajadores se encuentran atrincherados al fondo de una mina de carbón, a unos 600 metros de profundidad, en la localidad de Curanilahue, en el sur de Chile, en protesta por el no pago de sus sueldos.

Según informa hoy el portal de radio Cooperativa, la medida de fuerza se realiza en la mina Santa Ana, en la región del Bío Bío, y de acuerdo a testimonios de sus propios compañeros los mineros parapetados no cuentan con agua potable y los servicios sanitarios son precarios.

A la vez, dependen del suministro eléctrico para mantener la oxigenación de las galerías y evacuar el agua que se acumula al interior de las mismas.

“Estamos paralizados en nuestro lugar de trabajo, tenemos alrededor de 70 personas apostadas abajo, y no van a salir porque no nos han cancelado el mes de julio, que deberían haberlo hecho a más tardar en los primeros cinco días del mes de agosto”, explicó Luis Chandía, presidente del sindicato de la empresa.

Chandía indicó que el problema de los sueldos afecta a un total de 172 personas el que también incluye la deuda de imposiciones.

El dirigente señaló que el sindicato se ha reunido con el empresario Rodrigo Danús, propietario de la empresa, pero éste no les ha dado ninguna solución.

En tanto, la secretaría regional ministerial de Minería del Bío Bío, Victoria Fariña, ofreció hoy la instalación de una mesa que reúna a Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), su similar del Trabajo, la Intendencia, el sindicato de la Minera Santa Ana y, en lo posible, los propietarios de ésta.

Los trabajadores aceptaron la propuesta pero anunciaron que mantendrán la ocupación de la mina mientras no se cancele lo adeudado.