Fiscal Nacional: Quintana y Girardi mantienen en vilo al Gobierno a horas de la votación para ratificar a Abbott

La llave hoy la tienen los dos senadores del PPD. Según fuentes de la Nueva Mayoría y del Ejecutivo, ambos ha amenzado con abstenerse a la hora de sufragar y con un voto menos -el de Fulvio Rossi por estar investigado- las cuentas en la Nueva Mayoría distan de cuadrar. La derecha aún no oficializa su postura y el umbral de los 25 votos para que Abbott llegue a la cabeza del Ministerio Público se ve lejano.

abbott
El almuerzo de ayer entre los senadores de la Nueva Mayoría y el ministro Nicolás Eyzaguirre donde se abordó la designación de Jorge Abbott Charme como candidato a Fiscal Nacional fue, según los presentes, una instancia tensa y donde no hubo definiciones.

En la ocasión los senadores Jorge Pizarro, Andrés Zaldívar, Felipe Haboe, Guido Girardi y Jaime Quintana, entre otros, le manifestaron a Eyzaguirre que la forma en que la Presidenta Michelle Bachelet ha abordado la nominación del Fiscal Nacional ha sido ofensiva. En particular cuando la jefa de Estado pidió pensar “en el bien superior de Chile y por sobre los legítimos intereses y preferencias personales”.

El ministro se disculpó, pero no fue suficiente. Diversas fuentes consultadas por The Clinic Online confirman que aún no es claro qué pasará hoy cuando, tras la intervención de Abbott Charme ante la Comisión de Constitución a las 10.30 horas, los senadores voten en la tarde para ratificar o rechazar su nombre.

La llave hoy la tienen dos senadores especialmente molestos: Quintana y Girardi.

Según fuentes de la Nueva Mayoría y del Ejecutivo, ambos han amenazado con abstenerse a la hora de sufragar y con un voto menos -el de Fulvio Rossi por estar investigado- y dos que personeros que podrían abstenerse, de no ser que su sufragio sea fundamental (Jorge Pizarro porque sus hijos están vinculados a SQM y Carlos Montes, porque su hijo es parte del Ministerio Público), las cuentas en la Nueva Mayoría distan de cuadrar.

Desde la derecha, altas fuentes de la UDI y RN aseguran que la decisión la adoptarán mañana, tras conocer la exposición de Abbott, pero desde el gremialismo admiten que lo que requieren de verdad saber es si Quintana y Girardi se mantendrán firmes, porque de ser así, el partido se abstendría en bloque.

En Renovación, Manuel José Ossandón y Francisco Chahuán comprometieron sus votos, no así Alberto Espina, Baldo Prokurica, Andrés Allamand y José García Ruminot.

En su mejor escenario, cuadrando a todos sus parlamentarios -incluídos Girardi y Quintana- y con el respaldo del independiente Alejandro Guillier, la Nueva Mayoría tendría 20 votos.

Con Lily Pérez, Francisco Chahuán y Manuel José Ossandón sumarían 23. Si también los respalda Antonio Horvath alcanzan 24. Y sigue faltando uno.

EL FANTASMA DE RAJEVIC
Hasta anoche a última hora las dudas respecto de que se repita una derrota similar a la que se vivió con la designación de Enrique Rajevic como Contralor la semana pasada, prevalecían.

El senador Alejandro Navarro fue explícito al respecto, y en privado varios de sus pares repetían que “la incertidumbre es alta” y que “el ambiente está enrarecido en el oficialismo y no hay luces en la derecha sobre lo que va a ocurrir”.

Un personero crítico del proceso advierte que si el Senado rechaza a Abbott la responsabilidad principal es de Bachelet, por haber vetado a quienes generaban mayor apoyo ya que no sólo descartó a José Morales “sino que también a Raúl Guzmán, que era el segundo de mayor consenso, entonces nos dejó en una situación muy incómoda”.

Otro punto que varios parlamentarios hicieron es lo extraño de la señal que se envió desde la Fiscalía la semana pasada, el día previo al nombramiento de Abbott, cuando Sabas Chahuán confirmó que en algunos casos como el del senador Iván Moreira y el diputado Felipe de Mussy -investigados por financiamiento irregular de campañas- se estaban buscando salidas alternativas.

Los legisladores apuntaron a que con este tipo de medidas lo que se ha buscado desde el Ministerio Público es mostrar cómo puede venir la mano si se apoya a Abbott, “y se entiende lo que puede pasar si no se respalda”. “Es súper criticable la situación”, recalca un parlamentario.

Las sospechas aumentaron cuando trascendió ayer en The Clinic Online que el presidente del BCI, Luis Enrique Yarur, había reconocido aportes personales al senador Moreira.

“Esas filtraciones no son casuales”, apuntó un senador.

The Clinic Newsletter
Comentarios