cristina fernandez EFE

“Vamos a ir al balotaje porque somos una fuerza democrática”, afirmó hoy la Presidenta argentina, Cristina Fernández, en su primera intervención pública tras el revés electoral sufrido por el oficialismo en las elecciones del domingo, en las que el candidato oficialista, Daniel Scioli, se impuso solo por un punto sobre el candidato opositor, Mauricio Macri.

“Por primera vez la Argentina va ir a balotaje”, dijo la Mandataria, que llamó a los argentinos a reflexionar ante el inédito escenario político que vive el país y subrayó que la segunda vuelta electoral “no es un partido fútbol, ni elegir entre figuritas”.

“No todos somos iguales, todos somos distintos dentro de nuestra fuerza, pero somos una fuerza política dispuesta a seguir llevando adelante las políticas que han hecho grande a Argentina y prosperar a los argentinos”, añadió, durante un acto en la Casa Rosada, arropada por su Gobierno y por miles de simpatizantes kirchneristas que colmaron la Plaza de Mayo.

“Les pido a todos los argentinos que no defiendan un gobierno, defiendan sus derechos”, insistió, y que “cada uno piense por un instante cómo estaba en 2003 y cómo esta hoy, y que piense qué fuerza política puede garantizar todo esto”.

“El 10 de diciembre dejo de ser presidenta, pero siempre, sépanlo, voy a estar junto al pueblo cuando sea necesario”, dijo Fernández dirigiéndose a los miles de militantes kirchneristas que abarrotaron los patios de la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, en un acto que se convirtió en una demostración de fuerza del kirchnerismo tras la primera vuelta presidencial.

“Para estar junto al pueblo no hace falta estar sentada en ningún sillón de presidente, hace falta estar en el corazón de cada uno”, agregó Fernández, que se despidió de la multitud con un “fuerza y a a trabajar, por la victoria”.