Orpis-A1

El senador Jaime Orpis contestó un requerimiento de la Comisión de Ética del Senado y volvió a descartar que haya cometido delito alguno al recibir financiamiento de la empresa Corpesca.

En la respuesta enviada el viernes, el parlamentario de la UDI considera que su relación con la pesquera del grupo Angelini no constituye ilícito ni una falta a la ética,según consiga La Tercera.

La primera de las dos preguntas realizadas por la Comisión buscaba aclarar la posición del parlamentario respecto a la modalidad de financiamiento pactada con la empresa, incluyendo la participación de personas contratadas por el Congreso que emitieron boletas ideológicamente falsas.

Orpis planteó que “a mi juicio, el financiamiento privado realizado por Corpesca S.A. no es ilícito, así como tampoco resulta una conducta no ética”. El senador respaldó su afirmación con artículos de la Constitución, citando el art 19 N° 15, afirmó que la Carta Magna “garantiza el derecho de asociación ”. Y explicó que “este debe comprender no sólo la libertad física de poder reunirse dos o más personas para hacer cualquier actividad lícita que requiera el esfuerzo conjunto y de interés común, sino también la libertad de poder dedicar recursos y reunir recursos a ese efecto”.

En la respuesta argumenta que “las personas son libres de contratar en la forma que estimen pertinente y pueden disponer de sus bienes, salvo que las leyes lo prohíban o restrinjan, lo cual sólo puede ser dentro de un marco preciso, sino se vulneran los derechos individuales (propiedad, libertad de asociación, etc.)”.

Sobre las restricciones en materia de financiamiento privado de la asociación política, según el senador “están en el propio articulo 19 N°15 de la Constitución (los partidos no pueden financiarse con recursos del extranjero), y en las leyes 19.884 (gasto electoral) y 19.885 (donaciones a partidos políticos)”.

La segunda pregunta de la Comisión tenía que ver con su participación en la tramitación de la Ley de Pesca y a un posible cohecho. El senador, al igual que en sus declaración ante los fiscales, negó que Corpesca haya influido en su labor parlamentaria.

“Es claro que en mi trabajo legislativo he seguido siempre una misma línea: defender los intereses de mis representados” y agregó que “estimo que actué en todo momento de acuerdo a un alto estándar de prudencia, cuidando en cada una de las etapas en que podía intervenir como senador que mi labor se desarrollase con total y plena libertad, decidiendo de acuerdo a mi personal criterio, incluso evitando la posibilidad de ser objeto de requerimientos en uno u otro sentido”, sostuvo el parlamentario.