Diego hernández

“Si el cobre baja de US$ 1,8 la libra, el 30% de la producción chilena tendría que parar”, es la apocalíptica advertencia que hace Diego Hernández, ex presidente ejecutivo de Codelco y actual titular del Antofagasta Plc, el brazo minero del poderoso grupo Luksic, respecto del actual escenario que enfrenta el llamado “sueldo de Chile” a raíz del fin del superciclo que se vivió hace un par de años atrás.

En concreto, el ejecutivo sostiene -en entrevista con El Mercurio- que “ha habido períodos igual de difíciles en el pasado. Lo que pasa es que hace tiempo no había un período como este. Y cuando viene uno así, las empresas se deben ajustar, lo que toma un poco de tiempo. Si la caída es muy brutal, como ha sucedido ahora, las reacciones son más brutales también”.

Respecto del próximo año, admite que “hay incertidumbre en el mercado”, que algunos creen que aún puede haber una baja más pronunciada en la libra de cobre, pero que “la mayoría, entre los que me incluyo, creemos que los precios permanecerán en los niveles de estos últimos dos meses, entre US$ 2 y US$ 2,2. Si eso sucede, las correcciones ya se han hecho y no debería pasar mucho más”.

De todos modos, no se aventura a asegurar que ya se tocó fondo, pues “si el precio sigue bajando, vendrían medidas más complejas, algunas faenas entrarían en pérdidas y tendrían que suspender sus operaciones. No esperamos mucho eso”.

Sobre a quiénes golpea de manera más ruda esta crisis de precios, dice que “la mediana minería. La pequeña minería, si bien está complicada y varias han cerrado, está discutiendo con Enami y el Gobierno una mejora en el precio de sustentación y con eso sobrevivir. Sin eso, bueno, muchos cierran. Pero en la mediana minería la situación es mucho más complicada, porque no se benefician del precio de sustentación. Su costo es mucho más de US$ 2 por libra”.

Con relación a las grandes compañías, apunta a que no hay riesgo de quiebra, como en el caso de las empresas medianas, pero sí posibilidades de fusiones o ventas.

Hasta qué valor puede ser descendiendo la libra de cobre que se transa en la Bolsa de Metales dice que en ningún caso bajo el dólar, pues incluso “si disminuye bajo US$ 1,5, un escenario que no creo que se dé, habría una crisis, pero esta sería más corta: muchos productores pararían, se reduciría la oferta y el precio subiría”.

Ahora, en un panorama intermedio, con valores de entre US$ 1,5 y US$ 1,8 por libra, quiénes pueden ser subsistiendo, responde con claridad “el 30% de la producción chilena tendría que parar”, y sólo resistirían “las mineras que tienen los costos más bajos… Escondida, de todas maneras… Nosotros, Collahuasi y parte de Codelco…”.

“Pero es un escenario poco probable y si sucede, por poco tiempo. Lo que veíamos hace unos meses es que esto iba a durar un año y medio y que el precio iba a subir hacia el 2017. Hoy vemos que esto puede durar entre tres y cuatro años (hasta el 2019), con precios como están ahora”, asegura.