El jet privado que ME-O usó en su campaña que lo liga a la corrupción de Lula en Brasil

Según La Tercera, el aerotaxi privado habría sido pagado por la constructora brasilera carioca OAS. El avión llegó a Chile a fines de julio con sus máximos directivos y de vuelta se llevaron a ME-O y su brazo derecho y formalizado en el caso SQM, Cristian Warner. Dos días más tarde volvió a Santiago y el jet se quedaría hasta noviembre de 2013, trasladándolo por todo el país. En el Pro dicen que pagaron 170 millones, pero en el marcado de arriendo de jets, el mínimo a cancelar por un servicio así, es más de medio millón de dólares, destaca el medio.

meook

Durante cuatro meses el presidenciable Marco Enriquez-Ominami (ME-O) usó un jet privado de la brasilera Piracaba para su campaña presidencial de 2013.

Los hechos comienzan el 19 de julio de 2013 cuando la aeronave llegó a Chile proveniente de Brasil, trayendo a Augusto César Ferreira e Uzeda, director internacional de OAS; su esposa, Sabrina Adami Faria, y el director de Operaciones para el Cono Sur de OAS, Augusto César de Souza Fonseca, acompañado de su hija Silvia. Venían a Chile a esquiar a las Termas de Chillán. OAS, es la tercera empresa de infraestructura más grande de Brasil y ligada al escándalo de corrupción en que se ha visto envuelto el ex presidente Lula Da Silva, da cuenta hoy un reportaje de La Tercera.

Dos días mas tarde, el jet volvió a Sao Paulo, pero llevaba un pasajero más: era ME-O y su brazo derecho Cristian Warner, actualmente formalizado por el Ministerio Público, por emisión de boletas falsas para recibir aportes ilegales de SQM.

En Sao Paulo, ME-O se tomó fotografías y volvió a Chile el 24 de julio de 2013. Desde ese día y hasta noviembre, el jet de quedaría en Chile y el presidenciable lo usaría para recorrer Chile y realizar su campaña política.

De acuerdo al medio, cercanos a ME-O insisten en que el pago del jet, por poco más de $ 170 millones, está contenido en la factura emitida por la sociedad Cono Sur Research SPA, creada por Warner para supervisar, señala el medio, el trabajo del creativo brasilero Mendonça en la campaña.

Sin embargo, destaca el medio, en el comando del entonces candidato se reconoce que se trató de un pago de OAS, lo que implicaría una violación a la Ley Electoral, debido a que no está permitido el aporte de extranjeros a las campañas nacionales. En todo caso, cualquier anomalía, ya está prescrita.

En gastos de desplazamiento ante el Servel, ME-O declaró poco más de $ 6 millones de los $ 745 palos totales usados para la contienda.

Según La Tercera, los operadores de servicios de aerotaxis privados, para los cuatro meses en que ME-O usó el jet en Chile, superarían al menos el medio millón de billetes del tio Sam.

Enriquez-Ominami no quiso entregar su versión a La Tercera.

The Clinic Newsletter
Comentarios