marco enriquez ominami meo a1

Desde el oficialismo y el piñerismo respondieron a Marco Enríquez-Ominami, luego de que en parte de las explicaciones que entregó por el jet privado que usó en la campaña de 2013 aludiera a la Presidenta Michelle Bachelet y al exgobernante, Sebastián Piñera.

“Es impresentable tirar la pelota para el córner, porque lo único que hace es eludir la responsabilidad (…) me parece incorrecto que pretenda dar una explicación disparando para todos lados”, expresó el vocero de gobierno, Marcelo Díaz.

El secretario de Estado además recordó que en el caso de Bachelet, “los recursos usados en la campaña fueron declarados y aprobados por el Servel, y eso incluye los servicios de transporte”.

El recién electo presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, si bien admitió no haber escuchado la entrevista que ME-O otorgó a Radio Agricultura, opinó que “no se si es sano tratar de sumar cosas que no aportan”.

También desde el oficialismo, los parlamentarios de la DC, Jorge Pizarro (senador) y Jorge Tarud (diputado), mencionados por Enríquez-Ominami, replicaron los argumentos del cineasta.

“Cuando hacerse la víctima no le resulta, trata de descalificar gratuitamente a otros para tender una cortina de humo”, manifestó Pizarro, mientras Tarud indicó que “a ME-O no le gustan personas como yo, porque estamos limpios”.

Por el lado de la oposición, particularmente desde el piñerismo, la ex vocera y vicepresidenta de Avanza Chile, Cecilia Pérez, señaló que ME-O “no solo le mintió a la fiscalía, sino que a todos los chilenos (…)  el único que ha ido a declarar en calidad de imputado, de los candidatos presidenciales, es él”.

La abogado también apuntó a que las palabras del fundador del PRO eran una especie estrategia. “En este meter a todos busca confundir a la opinión pública”, dijo.

La exministra de Piñera y otrora candidata presidencial de la UDI, Evelyn Matthei, fue otra de las que habló desde la derecha, máxime cuando también fue aludida por ME-O.

“Es muy distinto un viaje a La Serena, en que me pueden haber prestado un avión, a un candidato que vuela a Brasil con los máximos representantes de una empresa, que regresa en el mismo avión, y lo tiene a su disposición por cuatro meses”.

Más temprano y ocupando calificativos de frentón más duros, los históricos de la Concertación, el DC y exsubsecretario del Interior, Jorge Correa Sutil, y el exsenador del PS, Camilo Escalona, fustigaron al ex socialista.

“¿Cómo un candidato presidencial no va a saber quién financió el avión con el cual recorrió el país? Eso es entera y totalmente insostenible. Eso es tomarle el pelo al país entero, es reírse de las chilenas y chilenos en su conjunto, es una mofa”, exclamó Camilo Escalona, en tanto que  Correa Sutil expresó que “ME-O está tratando de desviar la discusión a un gasto no rendido ante el Servel y el problema del avión no es ése. El problema es que él viaja en el avión con las autoridades de una empresa que está acusada de corrupción en Brasil y vuelve solo en el avión y lo ocupa tres meses más, entonces que no diga que ignora quién pagó el avión”.

Según expuso ME-O en el diálogo que sostuvo con Agricultura, no hubo aportes extranjeros para financiar el citado avión, pues “efectivamente ese avión lo pagamos nosotros”.

El filósofo de profesión acusó además que había una maniobra política en su contra, y defendió que “ese avión pertenece a una estrategia publicitaria, ese avión al igual que Michelle Bachelet, al igual que Salvador Allende, al igual que Ricardo Lagos, fue utilizado en el caso nuestro no solo para recorrer Chile sino que fue la pieza publicitaria principal de nuestra campaña”.

Respecto de las alusiones a Bachelet y Piñera, profirió que “al igual que Michelle Bachelet, al igual que Sebastián Piñera hice lo que hace un candidato, no soy el negociador de los proveedores (…) No tengo acceso a esa información por una sencilla razón (…) recorrí Chile sin parar, por qué se supone que Michelle Bachelet no sabe los detalles de su campaña, por qué se supone que Sebastián Piñera no lo sabe y se supondría que yo lo tendría que saber”.

Finalmente, admitió que pudo haber habido una desprolijidad para rendir lo del avión, y que  “seremos más precisos el 2017”.

ME-O aseguró que no tenía idea quién era el dueño de la polémica aeronave.

La explicación de Marco Enríquez-Ominami ante los cuestionamientos por el jet privado que usó en la campaña 2013 – The Clinic Online