paraisos-fiscales

Tras revelarse que el presidente de Chile Transparente, Gonzalo Delaveau Swett, es uno de los chilenos salpicados con el escándalo financiero “Panama papers”, el abogado anunció su renuncia al organismo.

“Creo que es bueno dar un paso al costado. Y el directorio, la carta de renuncia que en envié a medio día, me acaba de informar que con dolor y todas esas cosas que se suelen decir cuando ocurren este tipo de cosas, y por el bien de la institución, que a mí es lo que me importa, habría aceptado mi renuncia”, sostuvo el abogado a CNNChile.

Recordemos que la filtración de más de 11 millones de registros secretos del poderoso bufete panameño Mossack Fonseca, reveló datos de aproximadamente 200 sociedades offshore que estarían vinculadas con Chile.

Según publicó este lunes CiperChile, el abogado mantiene una relación con la firma Mossack Fonseca, desde al menos 2006 cuando era parte del estudio Guerrero, Olivos, Novoa y Errázurriz.

En la publicación además se señala que el jurista también es director de la minera Andes Copper. El bufete panameño habría gestionado al menos cinco sociedades offshore en paraísos fiscales vinculados a dicha firma, en las que el abogado habría tenido un importante rol.

Según explicó a dicho medio, presidió o fue secretario de dichas sociedades “por temas profesionales en mi calidad de abogado o secretario de las mismas”.

Cabe destacar que la investigación que reveló nombres de deportistas, políticos y empresarios de todo el mundo que invierten sus platas en paraísos fiscales, contó con la colaboración de cerca de 109 medios y 376 periodistas.

Dentro de los chilenos vinculados a los “Panamá papers” figuran, entre otros, el dueño de El Mercurio, Agustín Edwards; el ex ministro de Pinochet y ex director de SQM, Hernán Büchi; el ex presidente de la CPC, Alfredo Ovalle; la familia Calderón Volochinsky, dueños de Ripley; los empresarios Luis y Lientur Fuentealba Meier; además del ex futbolista Iván Zamorano.