Primera reunión de trabajo con la nueva directiva de la UDI

Una fuerte controversia se generó entre la UDI y RN, ambas del pacto Chile Vamos, luego que parlamentarios del gremialismo iniciaran una ofensiva anunciando que oficiarían al SII para obtener detalles de los servicios prestados a diversas empresas por parte de centros de estudios ligados a partidos políticos. La iniciativa, según trascendió, habría tenido como objetivo a RN por su vinculación a Asetec.

Sin embargo, durante este jueves la UDI detuvo el envío del oficio debido al enojo del principal aliado de la UDI en la nueva coalición que intenta fortalecer a la derecha de cara a las presidenciales de 2017.

Al respecto, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, se disculpó con RN a propósito del incidente. “Como lo dije privadamente, lo digo públicamente: me parece un error, es por eso que he pedido que esto se deje sin efecto. Le debemos disculpas a Renovación Nacional porque esta no es la manera de tener relaciones entre socios que estamos construyendo un nuevo conglomerado que requiere de la confianza entre nosotros”, dijo el mandamás de los gremialistas, tal como público Bío Bío.

Ante esto, Nicolás Monckeberg de Renovación Nacional dijo que “me quedo absolutamente con las palabras del presidente de la UDI, que calificó esto como un error de los diputados. Creo que no correspondía actuar de esa forma”.

Cabe destacar que la fallida iniciativa de los diputados ocurrió después que se conociera que el grupo Angelini rectificó 150 millones de pesos en pago de facturas a la sociedad Asesorías Técnicas S.A (Asetec), ligada a RN. Al respecto, Mario Desbordes -secretario general del partido- dijo a La Tercera que “efectivamente el SII nos ha pedido información a nosotros y a otras instituciones y empresas para determinar si hay trabajos realizados. Nos parece muy bien porque eso permitirá despejar la situación y separar a quienes sí prestaron servicios de aquellos que no”, sostuvo.