billetes A1

El 6 de noviembre del año pasado se emitió el último informe de la Unidad de Control Financiero (UCF) de la ANFP, en donde se puede revisar cuánto ganaba cada uno de los 16 técnicos que dirigía entonces en la primera división del fútbol chileno, y cuáles eran los jugadores mejor pagados cinco meses atrás.

Hasta 2015, recoge La Tercera, la lista la lideraban dos que ya no están: Martín Lasarte como estratego de la Universidad de Chile, y Humberto Suazo como goleador de Colo Colo.

El uruguayo recibía $49.032.265 brutos mensuales, mientras que el “Chupete”, despedido de Colo Colo al final de la última temporada, $40.206.571.

Después de Lasarte, pero varios millones más atrás, se encontraba José Luis Sierra, quien todos los meses cobraba $25.607.422, menos los correspondientes descuentos legales.

Tras el “Coto”, figuraban Pablo Guede (Palestino), Pablo Sánchez (O’Higgins), Emiliano Astorga (Wanderers, Jorge Pellicer (Audax), Fernando Vergara (Unión Española), y Mario Salas (UC).

Por el lado de los jugadores, después de Suazo se encontraba el ariete portero Carlos Muñoz, con un ingreso de un poco más de 37 palos y Jaime “Pajarito” Valdés, con 36 millones de la moneda nacional.

A continuación de Pajarito, resaltaban cuatro jugadores de la Universidad de Chile, con sueldos de: 27 millones tres ellos, y 21 el último. Los nombres eran: Osvaldo González, Gustavo Lorenzetti, José Rojas y Matías Corujo.

Por clubes, advierte la publicación, el que mejor pagaba era la “U”, con varios nombres dentro del Top Ten.

En Colo Colo, el plantel más caro, llamaba la atención el ingreso que recibía el goleador Esteban Paredes, muy debajo de los otros “caciques” del popular. Visogol se embolsaba $ 12,9 millones cada treinta días.

El técnico más barato de la Primera División era Miguel Ramírez, de San Luis, con $ 3.201.300.

Ver la lista completa acá.