Claudio Bravo Barcelona EFE

El medio español Extraconfidencial publicó este lunes una investigación periodística que da cuenta de que el arquero del Barcelona y la selección chilena, Claudio Bravo, cobraba -en tiempos de la Real Sociedad- parte de su sueldo en paraísos fiscales.

“El meta del FC Barcelona, el internacional chileno Claudio Bravo, también cobraba de la Real Sociedad sus millonarios pluses en dinero B al margen de su ínfima nómina, que apenas superaba los 1.000 euros mensuales, a través de sociedades interpuestas en paraísos fiscales, como Holanda, tal y como hoy publica nuestro periódico en exclusiva”, dice el artículo de Juan Luis Galiacho.

“Los pagos a Claudio Andrés Bravo Muñoz se realizaban por parte de los dirigentes del club donostiarra a través de una sociedad interpuesta en Holanda denominada  IMFC Lecensing B.V, radicada en Ámsterdam. Allí se le hacían ingresos mensuales, denominados “provisiones”, por diferentes cuantías, cantidades en concepto de “cesión de derechos federativos” que era como se evadían los impuestos en España, mediante estos pagos simulados”, agrega la publicación.

La publicación agrega que de todos modos, los de Bravo era una práctica generalizada al interior del club.

“Como se puede observar en otro documento que hoy publicamos en exclusiva, casi todos los jugadores extranjeros de la Real Sociedad percibían estos ingresos dinerarios en paraísos fiscales para evitar al Fisco, fundamentalmente en Holanda, aunque también algunos de ellos, como el chileno Mark González, fichado del Albacete Balompié, lo percibió en Suiza y algún otro en la Isla portuguesa de Madeira”.

Extraconfidencial también alude a la pelea judicial que aún persiste entre Bravo y su ex club por el traspaso al Barcelona.

“Estaría impugnado en los Tribunales de Justicia por el propio jugador”, afirma.

“A día de hoy, el guardameta Claudio Bravo y la Real Sociedad siguen enfrentados en los Tribunales, como consecuencia de la demanda del portero chileno que reclama el 10% de de su traspaso al FC Barcelona (1,3 millones de euros)”, “los actos de conciliación concluyeron, como era de esperar, ‘sin avenencia’; es decir, sin acuerdo, por lo que ahora el ex guardameta txuri urdin y el Club que le trajo a Europa, con su actual presidente Jokin Aperribay, se verán las caras en los banquillos de los Tribunales. El portero chileno no ha incluido en este enjambre judicial a su actual club, el FC Barcelona, cuyos dirigentes testificaron en su día a favor de su actual futbolista, a petición de éste”, sostiene el medio.

Revisar acá la publicación original que adjunta un documento que respaldaría la versión del medio hispano.