Nuevo Referente

Ayer, luego de la división de la Izquierda Autónoma, el diputado Gabriel Boric anunció la creación de un nuevo referente político, que estará integrado por el partido Revolución Democrática, la Izquierda Libertaria, la UNE, la fundación Crea, -liderada por el sindicalista Cristián Cuevas-, fundación Emerge y el movimiento Igualdad.

El nuevo referente buscará disputar espacios de poder y participar en las elecciones para ganar incidencia política, siguiendo el modelo impulsado por el Frente Amplio Uruguayo. Además, según fuentes ligadas al movimiento, la estrategia busca capitalizar el descontento con la clase política y lo que califican como el fracaso del gobierno en implementar las reformas estructurales, por lo que apostarán por convertirse en oposición a la Nueva Mayoría en miras a las elecciones de 2017.

La declaración pública en que se anunció el nuevo referente fue firmada por 43 dirigentes de la Izquierda Autónoma, conocida internamente como la disidencia, quienes no estuvieron de acuerdo con retirarse del proceso de convergencia que buscaba ampliar la organización. Entre los firmantes, está el presidente de la Federación de la Universidad Católica de Valparaíso y encargado del frente educacional de la Izquierda Autónoma, Jorge Rauld.

El dirigente estudiantil explica que el quiebre entre los autónomos no pasa por el rol que cumple el parlamentario de Magallanes en el movimiento, tal como dejó entrever el vocero Andrés Fielbaum de la IA, en entrevista con El Mercurio, quien habló de prácticas caudillistas y personalismo en alusión a Boric, sino a diferencias de carácter político y estratégico.

“Lo que ocurre hoy con los autonomistas es un quiebre político, que no tiene que ver con personalismos, ni con la expulsión de una persona. Nuestro sector está apostando por generar un espacio convergencia de distintas fuerzas sociales. Construir un movimiento político y social amplio, que sea una alternativa al duopolio, y que represente la posibilidad efectiva de poder incidir para conquistar cambios estructurales y mejorar las condiciones de vida”, explicó Rauld.

“Creemos que la maduración del proceso social, tiene expresiones en las elecciones. En el Congreso fundacional que convocamos, vamos a debatir sobre los próximos pasos, pero no descartamos participar en las elecciones municipales. Por ejemplo, acá en Valparaíso, desde el movimiento social y fuera del simulacro de las primarias de la Nueva Mayoría, levantamos la candidatura de Jorge Sharp”, sostuvo el dirigente y expresó que no comparten como se ha llevado adelante la reforma educacional porque “no hace retroceder el modelo neoliberal que rige en educación”.

Precisamente la nominación de Sharp para disputar la alcaldía de Valparaíso, fue uno de los factores que agudizó la crisis al interior de la Izquierda Autónoma. Ya en septiembre del año pasado, Boric dejó el directorio de Nodo XXI, luego en marzo se produjo la salida de su jefe de gabinete, Francisco Orellana. A esos distanciamientos, se sumó una alianza electoral con el PRO en Temuco y la participación de Boric en un cabildo constituyente.

Junto con Rauld, los otros dirigentes que firmaron la declaración son el expresidente de la Fech y cercano a Boric, Nicolás Grau, la presidenta de la Federación de Valparaíso de la Universidad Andrés Bello, Nataly Campusano y la presidenta de la Federación de la Universidad de Magallanes, Pamela Contreras, junto a dirigentes regionales de la IA.

Sin embargo, los presidentes de las Federaciones de la Universidad de Chile, la Universidad de Valdivia y la Universidad Diego Portales, se alinearon con la postura de Nodo XXI que apuesta por seguir participando en la discusión por la reforma educacional, a diferencia del grupo liderado por Boric que está por marginarse y marcar una ruptura con el Gobierno.

“Las diferencias se habían vuelto bien grandes, era más saludable para todos separar aguas y nosotros dedicarnos a lo que nos parece más importante, que es devolver a la política su carácter transformador, entendiendo que eso se juega en el corto, mediano y largo plazo, pero que tiene una expresión inmediata en las disputas por las reformas”, argumentó ayer Fielbaum, luego que se anunciara el nuevo referente.

La ex presienta de la Fech y militante de la IA, Valentina Saavedra, también abordó la crisis que atraviesa su sector y recaló la importancia de incidir en las reformas. “Hay muchas fuerzas que tenemos interés en que exista una transformación real con la reforma, que fracase la reforma educacional no es beneficioso para nadie, llevamos 10 años de movilización, no sirve solo expresar malestar. En IA tenemos el fiel compromiso de poder viabilizar y hacer todos los esfuerzo para generar un acuerdo amplio entre los distintos actores de la educación, que permita algo central, como es la expansión de la educación pública”.