25 de enero de 2016/IMAGEN DE ARCHIVO Fotografias de la division El Teniente que comenzó a ser explotada en 1904, posee 2.400 kilómetros de galerías subterráneas. En 2013 inició la explotación del Rajo Sur, primera explotación a cielo abierto de la División. El Teniente produce más de 450 mil toneladas métricas finas anuales de cobre en la forma de barras de cobre anódico y ánodos de cobre. Como resultado del procesamiento del mineral también se obtiene molibdeno. Según las estimaciones de analistas los precios promedios del cobre bajarían este año a su menor nivel en mas de una decada  ante el débil crecimiento de la demanda de China  FOTO:MILKO CARREÑO/AGENCIAUNO

Al menos 35 yacimientos de cobre y tres de oro se descubrieron entre el 2000 y 2015 en Chile, lo que incrementó los recursos y reservas del país en más de 208,6 millones de toneladas de cobre y 34,3 millones de onzas de oro, informó hoy la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco).

En un comunicado de prensa, el director de Estudios y Políticas Públicas de Cochilco, Jorge Cantallots, precisó que la estatal Corporación Nacional del Cobre (Codelco) de Chile, concentró la mayor cantidad de hallazgos durante los últimos años, con un total de 17 descubrimientos.

Cochilco detalló que del total de los hallazgos, sólo un 20,6 % tiene mineralización económica en superficie y de la totalidad, un 49,9 % se localizan a más de 100 metros de profundidad.

Los datos son parte del informe “Franjas metalogénicas de los Andes Centrales: blancos clave para la exploración minera”, que presentó en esta jornada el vicepresidente ejecutivo de Cochilco, Sergio Hernández y el ingeniero en minas de la Universidad de Santiago de Chile, Juan Pablo Vargas.

“Estos estudios buscan integrar factores históricos, económicos, geográficos y geológicos para lograr un mejor entendimiento de las tendencias de la exploración en Chile”, aseguró Hernández.

El representante de la Comisión Chilena del Cobre agregó que estas cifras buscan reducir “la brecha que existe con otros países más avanzados en cuanto a la disponibilidad, organización y difusión de la información”.

Por otro lado, en 2015 la inversión minera cayó un 40 % respecto al 2012, el más sobresaliente en los últimos 17 años, pero las cifras “siguen siendo exitosas” según detalló Cochilco.

En tanto, la financiación minera decreció del 1.035 millones de dólares que desembolsó el país en 2012, el monto más alto desde 1999, a unos 615 millones de dólares en 2015.

Mientras, la variación de la inversión minera durante el año pasado descendió un 13,1 %, en comparación con el 2014, una cifra que estuvo sobre el promedio mundial, que registró una caída de 18,3 % en base al mismo periodo.

“Todavía estamos en una tierna adolescencia en el descubrimiento de yacimientos, aunque la exploración en Chile sigue siendo exitosa respecto al promedio de lo que está ocurriendo en otros países”, aseguró Jorge Cantallots.