niza

La edición de este viernes del diario La Cuarta cuenta la historia de la chilena Paz Guzmán, quien salvó de la muerte en medio de la masacre que tuvo lugar ayer en Niza, Francia, donde un hombre de origen tunecino arrolló arriba de un camión a decenas de personas que celebraban la “Toma de la bastilla”.

El llamado diario popular, indica que a diferencia de otros, la mujer se encontraba trabajando a la hora del atentado.

“Fue horrible. Pánico por todos lados”, relató Guzmán, quien lleva un año y medio en tierras galas, donde llegó junto a su pareja en busca de mejores oportunidades.

“Nosotros los fuimos a ver y cuando terminaron me paré en el semáforo a enviar un mensaje de texto y caché que todo el mundo se puso a correr. Ahí una niña me dijo que había un atentado y me dijo que no me quedara ahí. Todos empezaron a llorar y a gritar. Fue horrible”, se lamentó la chilena, que reparte comida arriba de una bicicleta, vehículo que de hecho le permitió arrancar.

“Había sangre por todos lados, gente partida por la mitad y otros sin cabeza. Realmente, fue terrible”, rememora.

Según La Cuarta, Guzmán esquivó el camión arriba de su “chancha”.