neven ilic-a1

El presidente del Comité Olímpico de Chile, Neven Ilic, realizó un balance positivo sobre la actuación de los chilenos en los Juegos Olímpicos de Río 2016, y desdramatizó en el hecho de que no se consiguieran medallas ni se alcanzara un rendimiento por sobre las expectativas.

Según consigna Emol, Ilic comentó que “lo de Chile fue todo bastante en línea con los análisis técnicos que me entregaron los especialistas de lo que podíamos esperar de estos Juegos”.

Añadió que “obviamente uno siempre viene con la ilusión de una medalla, más que nada porque eso deja contento a un país y es el reconocimiento especial al tremendo trabajo de los deportistas”.

Sobre el rendimiento mostrado por Francisca Crovetto y Kristel Köbrich, sostuvo que “son grandes, son dos ejemplos de deportistas que sin lugar a dudas no estuvieron en su día. Pero eso pasa en el deporte de alto rendimiento y hay que trabajarlo para que no pase. Aún tienen que mucho que dar de cara al próximo ciclo olímpico”.

Pese a ello destacó que “los puntos más altos son los 5 deportistas que tenemos dentro de los 10 mejores del mundo, son jóvenes que se pueden proyectar muy bien camino a Tokio y a los Panamericanos de Lima 2019”.

De cara a lo que viene en Tokio 2020, Ilic profundizó en que “hay varios que pueden llegar. Hay una mitad de generación muy joven en estos juegos, en remo, María Fernanda Valdés en pesas, Bárbara Riveros aún tiene mucho que dar, Ignacio Morales en taekwondo, todo un grupo de deportistas que están acá por primera vez y que tienen mucha proyección camino a los próximos Juegos Olímpicos que terminan en Tokio, pero también están los Sudamericanos de Cochabamba y los Panamericanos de Lima”.

Al ser consultado por si Chile podrá ser sede de los Juegos Olímpicos algun día, Ilic es tajante: “Para nada. Estamos muy lejos de eso, en este mundo hay que dar pasos y de a uno. Ya hicimos los Odesur Santiago 2014, ahora vamos a hacer los Juegos de la Juventud Santiago 2017, la próxima escala es Panamericanos y creo que todavía JJ.OO. están muy lejos. Los países que organizan este tipo de citas son los que tienen una cultura deportiva muy fuerte, como lo tiene Brasil. Chile tiene que trabajar aún mucho en eso”.