meoa6

La fiscal del caso SQM, Paola Castiglione, le mando a su par Ximena Chong todas las declaraciones realizadas por los altos cargos del Partido Progresista (PRO) que fundó Marco Enríquez-Ominami, es decir, el testimonio tanto de su presidenta Patricia Morales, como de su vicepresidente Camilo Lagos, informó La Tercera.

La diligencia se enmarca dentro de la investigación del bullado caso SQM y el financiamiento irregular de campañas políticas. En este caso se incluye la arista por el jet privado que usó el cineasta para su campaña y que no fue presentado como gasto ante el Servicio Electoral. Chong busca aclarar si se cometieron posibles delitos tributarios y electorales al respecto.

De acuerdo a la declaración pública emitida la jornada de este lunes, el PRO dio cuenta de que “nuestro vicepresidente programático se reunió la semana pasada con los fiscales Castiglione y Claudio Rebeco, en calidad de testigo, para declarar en la causa SQM… aprovechó la instancia para aclarar la utilización del avión de la campaña presidencial”.

En ese sentido precisó la colectividad que “Lagos señaló que él, así como la directiva del PRO, entendió erróneamente que el avión era parte de un servicio comunicacional que había sido pagado, y que ello también fue comunicado erróneamente a Marco Enríquez-Ominami; sin embargo, posteriormente se confirmó que en los gastos de campaña no se incluyó la utilización del avión”.

Por su parte el escrito recalcó con todas sus letras que MEO “nunca estuvo al tanto de los aspectos administrativos y financieros del manejo de la campaña, en tanto su foco estaba en su rol de candidato presidencial”.

Ayer el propio MEO llegó a declarar ante la fiscalía Centro Norte por el caso, sin embargo hizo uso de su derecho a guardar silencio y se retiró a los diez minutos de haber llegado al recinto.

Tras el hecho, usó su cuenta de Facebook para manifestar que “fui citado a declarar como imputado y usé mi derecho a guardar silencio. Confío en que todo se aclarará cuanto antes y en la celeridad y buen trabajo de la fiscalía, Fui candidato, y no fue mi tarea acordar con proveedores”.