Estamos en la B: Bochorno político por renuncia de recién nombrado subsecretario de la Segegob

El radical José Viacava se vio envuelto en una controversia académica en 2012, situación que propició que fuera desvinculado de la UDP. Por esa razón, justificó en una carta: quiero expresar mi declinación a dicho ofrecimiento, evitando que las escaramuzas, tergiversaciones y especulaciones amparadas en una interesada interpretación de los hechos afecten la gestión del Gobierno, el proyecto político por el cual hemos trabajado y a la Presidenta de la República a quien respeto y admiro profundamente”.

viacava

Un flaco, o más bien desnutrido favor, le hizo a la alicaída actividad política el nombramiento ayer del nuevo subsecretario de la Segegob, José Viacava. El reemplazante de Osvaldo Soto renunció a las pocas por una antigua controversia universitaria.

Los hechos se remontan a 2012 cuando el militante del PR realizaba una trabajo de investigación con la profesora y colega Beatriz Hernández, en la Universidad Diego Portales.

“En la controversia académica en la que me vi envuelto el año 2012 por la denuncia de una ex colega de la Universidad Diego Portales, tal y como se estableció en la Resolución del Comité de Rectoría, es conveniente volver a aclarar que “se debe indicar que en parte alguna de los antecedentes tenidos a la vista se desprende una denuncia o acusación por plagio (…), lo que el comité de ética reprocha es la infracción de reglas propias de la vida académica y no la comisión de un delito”, dijo Viacava en una carta dada a conocer ayer por la noche.

“Este acontecimiento se trató de una simple disputa entre académicos, con reglas propias del mundo universitario, donde cada casa de estudios establece los marcos de actuación correspondientes”, agregó en la misma misiva.

La situación descrita propició que Viacava fuera desvinculado de dicha casa de estudio en 2012.

“En caso alguno la desvinculación a la que se ha hecho mención en diversos medios de comunicación ha significado una incapacidad laboral o de ejercicio de la profesión. Desde ese hecho puntual a la fecha mi actividad académica se ha visto fortalecida y reconocida en distintos espacios de educación superior”, se defendió.

Es así que para justificar su abrupta renuncia como autoridad recién designada, el radical afirmó: “Atendido mi profesionalismo, así como la férrea defensa de principios superiores como la lealtad, fraternidad y responsabilidad política, quiero agradecer a S.E. la Presidenta de la República por la propuesta de asumir el cargo de Subsecretario General de Gobierno, así como a las autoridades correspondientes por representármelo en su nombre. Sin embargo, a través de esta declaración, quiero expresar mi declinación a dicho ofrecimiento, evitando que las escaramuzas, tergiversaciones y especulaciones amparadas en una interesada interpretación de los hechos afecten la gestión del Gobierno, el proyecto político por el cual hemos trabajado y a la Presidenta de la República a quien respeto y admiro profundamente”.

Esta mañana, desde el gobierno, el ministro del Interior, Mario Fernández, indicó  en T13 Radio que “yo no tuve ni tiempo de enojarme. Entiendo que eso tuvo un desenlace, a raíz de una renuncia de la propia persona que había sido nombrada”.

El jefe de gabinete admitió; no obstante; si el gobierno hubiese sabido de este episodio, “es posible” que no lo hubiesen nombrado en el cargo.

 

 

Comentarios