Terremoto político en Brasil: Senado destituye a la presidenta Dilma Rousseff

Por 61 votos a favor, 20 en contra y ninguna abstención, el Parlamento selló el destino de la Mandataria luego de ser suspendida de su cargo en mayo. El gobierno ahora será asumido oficialmente por Michel Temer. Dilma Rousseff es la primera presidenta destituida en el país sudamericano. “Estamos a un paso de la concretización de un verdadero golpe de Estado”, había dicho ella este último lunes ante el Senado.

presidenta de Brasil Dilma Rousseff

Después de un extenso juicio político, que tuvo como corolario el discurso de Dilma Rousseff, quien habló de una especie de golpe de Estado blanco, el Senado de Brasil finalmente destituyó a la Mandataria por 61 votos a favor y 20 en contra.

Ya antes de la deliberación se presumía que estaban los 54 votos para sacar finalmente a Dilma de su cargo.

De hecho, todos los sondeos de la prensa local apuntaban a que en el Senado ya se había configurado esa mayoría, que se insinuó claramente en los debates previos a la decisión.

Ejemplo de ello es que ayer, en una jornada que se extendió por 16 horas, intervinieron 63 senadores, de los cuales 42 anunciaron que votarán a favor de que la ahora ex Jefa de Estado perdiera el cargo, 18 se pronunciaron en contra y tan sólo tres no opinaron, pero dieron indicios de que apoyaban la salida de Rousseff.

Rousseff se convierte entonces en la primera jefa de Estado en ser destituida en el país más grande de la región. En 1992, Fernando Collor de Melo vivió un situación similar, pero optó por renunciar luego de ser acusado de corrupción, esto antes de ser sometido también a un juicio político.

Rousseff, quien cumplía su segundo mandato tras ser reelegida en octubre de 2014, fue acusada de haber emitido tres decretos sin con la autorización del Parlamento, hecho que le permitían utilizar fondos de las finanzas públicas, y de esa manera costear sus programas de responsabilidad gubernamental y de atrasos en depósitos en la banca pública.

Ahora el gobierno lo asume oficialmente Michel Temer, quien obraba como interino tras la suspensión de Rousseff previo al juicio político.

Rousseff ha apuntado contra Temer como quien orquestó la maniobra.

“Estamos a un paso de la concretización de un verdadero golpe de Estado”, dijo Rousseff este último lunes, ante los mismos 81 senadores que la juzgaron este miércoles.

Comentarios