Ricardo Lagos Escobar

A primera hora de esta mañana, el ex presidente Ricardo Lagos emitió una declaración pública en la que despejó las dudas sobre una posible candidatura presidencial, señalando que “si se hace necesario asumir responsabilidades mayores, las enfrentaré como siempre lo he hecho”.

En el escrito dado a conocer en su página web, el exmandatario avisó sin pelos en la lengua que “si chilenas y chilenos consideran que nosotros podemos llevar adelante una propuesta de avance y progreso y que entregue a las nuevas generaciones un Chile fortalecido, yo no me restaré a ese desafío”.

En esa línea advirtió que “para emprender ese camino, es necesario que se reúnan con decisión muchas voluntades”. Sin embargo, el ex Jefe de Estado aseguró que “si en este camino se hace necesario asumir responsabilidades mayores, las enfrentaré como siempre lo he hecho”.

“En mi vida he perdido y ganado elecciones. En democracia no es un descrédito ganar o perder. Lo que sí importa es luchar con convicción. Ahora se requiere perseverancia y diálogo fructífero, apertura y solidez en las decisiones, pues un mayor bienestar social para todos requerirá una fortaleza económica en la cual apoyarse y a la que debe concurrir el esfuerzo de todos los chilenos”, enfatizó Lagos, despejando así toda especulación respecto a sus ganas por lanzar una nueva aventura política para regresar al sillón presidencial en La Moneda.

En otros pasajes de su escrito, el expresidente reconoció que “será un camino difícil, pero con un objetivo noble: que las reformas que el país debate y requiere alcancen sostenibilidad en el tiempo, cuenten con los recursos adecuados y la gente las haga suyas”.

Cabe decir que en esta declaración pública, Lagos basó su decisión poniendo sobre la mesa todos los profundos cambios económicos, sociales y políticos que Chile y el mundo están viviendo. En Chile, dijo, “han crecido las aspiraciones de los chilenos. Han surgido nuevas exigencias, construidas sobre la base de los avances anteriores. Se le pide más al ámbito público y también al privado, se es más crítico frente a los abusos y los errores, con justicia se desea un país más próspero y con mayores niveles de igualdad”.

Agregó a ese complejo escenario, que en el país se ha incrementado “el clima de desconfianza, la crisis de legitimidad de las instituciones, la corrupción y la división”.

“Estos no han sido tiempos fáciles para quienes defendemos desde hace décadas los anhelos de equidad, inclusión y justicia social. Los procesos de transformación nunca han sido simples. El gran desafío es dar continuidad y mejorar las reformas que el país ha impulsado, haciéndose cargo de las dificultades que han existido. Este propósito sólo será posible con la cohesión de todas y todos”, sentenció el exmandatario.