viviana
Viviana Fernández

Jaime Riesle Wetherby es un ingeniero naval que desde 1976 trabaja en la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHE), organismo dependiente del Ministerio de Energía. Mientras se desempeña como empleado público y recibe un sueldo de $3.477.472, el oficial en retiro de la Armada enfrenta a la justicia por violaciones a los derechos humanos.

Hace unas semanas, el ministro en visita de la Cortes de Apelaciones de Valparaíso, Jaime Arancibia Pinto, dictó autoprocesamiento y decretó prisión preventiva para Riesle y otros 10 uniformados por secuestro y tortura del entonces menor Marco Contardo de 15 años. Tras ser detenidos, los procesados accedieron al beneficio de libertad bajo fianza hasta que termine la investigación y se dicten la condenas.

El 12 de octubre de 1973, en horas de la madrugada, Contardo Guerra fue detenido en su domicilio de Playa Ancha en Valparaíso, junto a su madre y su abuela, por personal de la Armada y de Investigaciones, para ser trasladados a la Academia de Guerra Naval. En ese lugar, Contardo fue sometido a torturas, “aplicándosele golpes y corriente eléctrica, por personas no identificadas pues tenía la vista vendada, siendo su madre obligada a presenciar el maltrato”, se lee en el autoprocesamiento del Juez Arancibia.

Posteriormente, el menor fue llevado al barco Lebu, atracado en Valparaíso, y tras dos semanas fue liberado. En noviembre de 1973 fue nuevamente detenido y torturado en la Academia Naval de Guerra.

Las razones de su detención responden a que era hijo del abogado socialista Emilio Contardo, quien durante el gobierno de Salvador Allende, se desempeñó como jefe del departamento jurídico de la Intendencia de Valparaíso y era un reconocido partidario de la UP. Contardo padre fue una de las personas más buscadas por los agentes de la Armada y debió salir al exilio.

Además de Riesle, en esta causa, fueron procesados por el delito de secuestro con grave daño: Alejo Esparza Martínez, Bertalino Castillo Soto, Sergio Hevia Febres, Valentín Riquelme Villalobos, Gilda Ulloa Valle, Jaime Lazo Vega, Héctor Santibáñez Obreque, Juan Reyes Basaur, Juan Jorquera Terrazas y como autores de detención ilegal y secuestro a Ricardo Riesco Cornejo y Guilfor Aracena Rojo.

No es la única causa judicial que enfrenta Riesle. En julio pasado, el Juez Arancibia también dictó el procesamiento en su contra por la causa de Viviana Fernández, quien fue detenida en febrero de 1974, junto a su hermana y su madre en el cuartel Silva Palma, cuando solo tenía 14 años. Las tres acusadas de ser guerrilleras y mantener armas escondidas en su domicilio, que nunca fueron halladas.

Durante el secuestro, que se extendió por una semana, Fernández fue sometida a torturas y agresiones sexuales, que incluyeron “abusos sexuales, golpes, insultos, amenazas de muerte y aplicación de corriente en sus partes íntimas, tobillos y dedos de manos”, según el magistrado Arancibia.

Por este caso, junto a Riesle fueron procesados los exmarinos Gilda Ulloa Valle, Alejandro Riesco Cornejo, Valentín Riquelme Villalobos, Bertalino Castillo Soto; Eduardo Núñez Contreras; Héctor Tapia Olivares; Juan Orlando Jorquera Terrazas; Ángel Lorca Fuenzalida y Marcelo Onofre Goas, quienes también quedaron en libertad bajo fianza a la espera de la sentencia.

En esa ocasión, Fernández dijo a The Clinic Online, “a nosotros nos truncaron la vida, para mí, después de lo que pasamos, ya no hubo proyecto de vida, ya no hubo sueños, solo sobrevivir, con ese miedo que por tantos años me mantuvo paralizada. Ahora que soy una mujer vieja, venir a tener esta, comillas, reparación de la justicia, es algo que me hace respirar un poquito mejor”.

Actualmente Fernández preside la organización de Ex menores víctimas de la represión y tortura.

The Clinic Online consultó con el Ministerio de Energía por la situación laboral de Riesle, donde explicaron que “el ingeniero naval Sr. Jaime Riesle Wetherby, ingresó a la Comisión Chilena de Energía Nuclear el 2 de junio de 1976 y está nombrado desde el 1 de septiembre de 1989, en carácter de titular, en el cargo de Profesional, grado 4°”.

“El Sr. Riesle informó a esta institución que se encuentra sometido a procesos por el ministro en visita para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Jaime Arancibia” y agregaron que la “Institución está al tanto de los procesos que se llevan a cabo como autor de un delito de secuestro y un delito de secuestro con grave daño en la persona o intereses del secuestrado”.

Sobre el futuro laboral del ingeniero afirmaron que de tomar medidas, lo harán una vez que se conozca la sentencia: “Hasta la fecha, no hemos recibido ninguna notificación del mencionado ministro en visita indicando que este funcionario haya sido declarado reo o condenado. Una vez que se dicte sentencia, la CCCHEN actuará de acuerdo a las disposiciones legales vigentes”.

The Clinic Online intentó obtener una versión de Jaime Riesle, pero no contestó los mensajes de este medio.