beccacece con plata

A Sebastián Beccacece muchas veces se le criticó por su inexperiencia como entrenador. Varios de esos cuestionamientos encontraron respaldo en los pésimos resultados que logró durante sus 9 meses como técnico de la U y el casi nulo manejo de equipo.

Lo cierto es que si la mirada se centra en lo económico, el trasandino resultó ser un experto y un adelantado a la época, pues logró llegar a un acuerdo con Azul Azul, que le significó irse sumamente forrado del club… mucho más que técnicos que pasaron por el Bulla con un mayor currículum y títulos como Marco Antonio Figueroa, Darío Franco o José Basualdo.

Según consigna La Segunda, el ex ayudante de Jorge Sampaoli recibió la mayor indemnización que ha pagado la concesionaria durante sus largos 10 años que lleva manejando el club. Esto se materializa en la considerable cifra de 180 millones de pesos, equivalente a 6 meses de sueldo del Becca.

El monto del debutante Beccacece es potentemente mayor a los 70 millones obtenidos por José Basualdo, un deportista que en su currículum de futbolista consiguió 5 títulos en el torneo argentino, 2 copas libertadores, 2 copas intercontinentales y una Copa América con la Selección Argentina.

El hecho es bastante similar al compararlo con el caso del DT de la “U”de 2013, Darío Franco. El ex jugador negoció su salida por sólo 100 millones de pesos, pese a lograr la Copa Chile con el Bulla, y ostentar dos Copa América con Argentina, una Copa Artemio Franchi y una Recopa de Europa con el Zaragoza, entre otros reconocimientos.

El colega que más se le acercó a la cifra final fue el “Fantasma” Figueroa, quien agarró sus maletas del bulla tras finalizar contrato por 120 millones de pesos en 2014.

Beccacece supo negociar mejor que el ex Cobreloa, pese a que éste último contaba con mayor rodaje en el rubro y que durante su extensa carrera consiguió una Copa de Campeones de la Concacaf y un título con Cobreloa como jugador. Todo esto sin considerar el torneo de Primera B que alcanzó con Everton de Viña del Mar en 2011. En su currículum también aparece el haber sido el goleador del fútbol chileno en 1993, el mejor técnico en 2009, el goleador histórico del Monarcas Morelia y el tercer máximo anotador chileno en torneos nacionales.

Pese a que el ex ayudante de Sampaoli no puede pelear contra estos pedazos de currículum, lo cierto es que resultó ser un avanzado en la materia de los negocios. En esta pasada, Carlos Heller fue superado inapelablemente.