Protestas contra Trump EFE 30

Pareciera que el discurso de odio de Donald Trump sacó lo peor de algunos ciudadanos norteamericanos tras el triunfo del magnate el pasado martes, cuando derrotó a Hillary Clinton en el Colegio Electoral por 279 votos contra 228.

Y es que el primer día tras el ascenso de Trump como presidente electo de Estados Unidos se registraron diversos ataques racistas y discriminatorios en contra de inmigrantes de diversa procedencia, afroamericanos, LGBTI, entre otras minorías.

¿Será que algunos gringos siempre tuvieron esas pulsiones xenófobas y hoy, avalados por el discurso de odio de su nuevo presidente, se envalentonaron para declararlas públicamente?

El periodista John Faus resumió en el diario El País algunos de estos lamentables sucesos: “En Filadelfia, un escaparate fue pintado con “Sieg Heil 2016”, una proclama nazi, y el nombre de Trump al lado de una esvástica. En la Universidad de Nueva York, alguien escribió “Trump” en la puerta de una sala de culto para musulmanes. En una escuela de Minnesota, que acoge la mayor comunidad somalí del país, pintaron “Volved a África” al lado del lema electoral del republicano “Hacer grande a América de nuevo”. Ha habido otros casos similares en el país”.

Asimismo, el director de la preparatoria Southern Lehigh High School, denunció que varios estudiantes se refirieron con insultos a su compañeros homosexuales y afroamericanos, llamándolos “recolectores de algodón”.

El mismo miércoles un feed de Twitter Moments, recopiló las denuncias de decenas de personas que se vieron afectadas por la discriminación de los seguidores del candidato republicano:

“@AlexGale: Una persona, en las calles de Los Ángeles insultó a una de mis compañeras de trabajo gritándole ‘regresate al país de donde viniste’ #TrumpsAmerica”, reza uno de los tuits.

“Rhio Oracion: Hoy fui acosada por un hombre blanco mayor que asumió que soy mexicana “no puedo esperar a que Trump nos pida que violemos a tu gente y los enviemos de regreso detrás del mayor muro que vamos a construir. Regrésate al infierno, espalda mojada”. Después de decir eso arrojó agua a mi cara, me insultó con el dedo y corrió. Tuve que contenerme para callarme y no perseguirlo. Estoy llorando. Nunca había estado asustada por ser una mujer y además, una minoria, hasta el día de hoy”, afirma otra usuaria de la red social.

“Adriana Medina: Mi hermana me envió este mensaje “estaba sentada en un autobus y un montón de niñas de escuela privada lo abordaron. Voltearon a ver a los que estábamos en el camión, al verme me dijeron ‘¿no se supone que tienes que ir sentada en la parte trasera del autobus?” La mayoría de los que estaban ahí eran hispanos y negros le dije a la chica que repitiera lo que dijo y así lo hizo pero añadió “Debes estar sentada en la parte de atrás del camión, digo, Trump es el presidente”.

A todo lo anterior se suman las palabras del ex líder del Ku Klux Klan, David Duke, quien celebró el triunfo de Trump y aseguró que “nuestra gente tuvo un papel enorme en la elección”. Sin contar que están organizando un mega evento para festejar a su nuevo presidente.

Al parecer, como dijo el escritor John Carlin, lo más peligroso de todo el fenómeno Trump, no es Trump.