Brian-Latell

¿Qué rol cumplió Cuba en la historia del espionaje moderno?
El Servicio Cubano de Inteligencia hoy en día es uno de los mejores. Lo he dicho muchas veces. Debe ser uno de los cinco o tres mejores de inteligencia en todo el mundo. En la especialidad de inteligencia extranjera tal vez es el mejor. Sobre todo en su capacidad de convertir a los agentes en doble agentes.
Y hay una razón por qué ha sido tan profesional, porque durante todos los años hasta que se retiró, Castro personalmente fue el jefe supremo del espionaje en Cuba.

¿Qué rol jugaba como supervisor?
Bueno, involucrado en todos los casos importantes, en detalles menores, en todo lo que tenía importancia en el espionaje de Cuba. Decenas de dobles agentes estaban a su mando, tal vez el más importante fue Rolando Cubela. Un comandante cubano, héroe de la revolución, que trabajando para Fidel, también lo hacía para la CIA.

Probablemente esa doble militancia impidió que algunas labores de inteligencia de Estados Unidos, como un eventual asesinato de Fidel, no pudieran jamás concretarse.
Claro, porque Cubela fue el hombre seleccionado por la CIA para matar a Castro y durante todo el tiempo fue doble agente y totalmente fiel y leal a Cuba. También Ana Montes, la famosa Mata Hari, una espía puertorriqueña que nació en Alemania, con raíces en Puerto Rico, infiltrada en la Agencia de Inteligencia del Pentágono.

En esta guerra de espías entre Cuba y Estados Unidos, ¿ganó finalmente Cuba?
No, no ganó. Hemos tenido muchos éxitos también en Estados Unidos, pero no puedo hablar de los éxitos nuestros.

Top secret.
Sí, sí, entiendes. Tengo como dos o tres minutos más.

Usted cuenta en uno de sus libros que los espías cubanos eran jóvenes rudos, sin formación universitaria.
No, no lo sé. Es muy tarde, no puedo hablar de la CIA de esta manera. Todas sus preguntas son sobre inteligencia. Me gustaría hablar más de Cuba y los Castro.

Tengo otras preguntas sobre ellos, recién está empezando la entrevista…
¿Dónde está usted, en Colombia o en Chile?

En Chile, trabajo en la revista The Clinic.
¿Cuál es la perspectiva de su revista?

Es una revista de actualidad, humor político y cultura.
¿Es izquierdista o de qué otra perspectiva?

Podríamos decir que más cargada a la izquierda…
Muy bien, podemos continuar otro día y hablar un poco más. No tengo mucho tiempo, me viene a entrevistar un programa de televisión de Miami. Hasta luego.