Jorge Heine Norma Acevedo tw
Foto: @JorgeHeinel

“¿Cómo se puede ser tan idiota en la vida? No se puede ser tan idiota, ¿ok?”. Esa es la única frase en español de un audio donde el extrabajador en la embajada de Chile en China, Li Jun, es insultado e increpado por Norma Acevedo, esposa del embajador chileno en ese país, Jorge Heine (PPD).

Tanto la cónyuge del diplomático chileno como el propio Heine fueron denunciados por ese trabajador de tratos vejatorios, humillaciones y maltratos verbales por parte de la pareja, lo que habría llevado a la renuncia de distintos funcionarios en la embajada en China.

En el audio se escucha a Acevedo reclamándole al ahora exfuncionario -que se desempeñó durante 18 años en la embajada chilena en Beijing- por supuestos problemas con la comida de la embajada.

ESTE ES EL AUDIO:

Y ESTA ES LA TRADUCCIÓN DEL AUDIO:

Acevedo: … tan tonto.
Jun: ¿Qué es foolish?
Acevedo: Ahhh… anda y busca qué es foolish. ¡Sabes muy bien qué es foolish (tonto)! Sabes muy bien que yo (ilegible). Y tú piensas que somos tontos, pero no somos tontos.
Jun: Ustedes no (ilegible) los detalles.
Acevedo: ¡Me tienes enferma, idiota! ¿Puedes ver? ¿Puedes ver que estoy enferma? (ilegible) la comida que se come contaminada. La comida es una cosa muy seria. ¡Se la estás dando a niños! ¿Cómo se puede ser tan idiota en la vida? No se puede ser tan idiota, ¿ok? La comida (ilegible) en el lugar correcto. No puedes estar esparciendo basura alrededor de la comida con que vas a alimentar niños más tarde. ¿Para qué?
Jun: Usted me pregunta dónde está todo…
Acevedo: ¿Deja de fingir, ok? ¿Dónde está todo? Te lo llevaste o lo comiste, una de las dos. No hay otra forma posible. ¿Ok? Yo te vi, estoy justo en la cocina donde comes. Detente, detente. Estoy enferma de los juegos. Juegos para mí, no o no. Te lo diré una última vez: no me gustan los juegos y no intentes jugar con nosotros.
Jun: No lo hice.
Acevedo: No lo aceptamos, lo siento.
Jun: Lo que está intentando (ilegible) poner en contra (ilegible) y nunca lo hice.
Acevedo: Rastros (ilegible) y tienes rastros de que vi lleno de comida y la comida desaparece. ¿Dónde está la piña que me cortaste?
Jun: No puedo acordarme.
Acevedo: Sí puedes. ¿Tienes la piña? La que me mostraste con dos piezas. Y la piña llena de (ilegible) adentro. Eso desapareció, ¿dónde está?
Jun: Es sábado y…

Este audio es una de las pruebas de los problemas relatados en la denuncia de Jun que realizó a través de una carta -escrita en inglés- del 18 de noviembre pasado, publicada la semana pasada por el diario El Líbero, donde relata que se retiró por “el trato humillante de parte del embajador y su señora Norma Acevedo”.

“Esto ocurrió por tantos meses que se hizo insostenible y me enfermé. Necesito contactar a las autoridades en Chile para comunicarles acerca del sostenido maltrato y humillación que los embajadores cometen contra el staff chino en la embajada, y que es especialmente duro con las mujeres funcionarias chinas de la embajada. A tal extremo ha llegado que la embajadora insultó a la ama de llaves, una mujer de 54 años, la llamó ‘perra’. Los embajadores no se disculparon a pesar de que la embajadora había reconocido el insulto”, señala la misiva.

La carta aparece enviada al exfuncionario de esa embajada, Gonzalo Matamala, y además señala que tiene pruebas y testigos para acreditar “los maltratos humillantes y déspotas” de la pareja.

Según Jun, esta situación se ha repetido con todos los funcionarios de la residencia que ocupa el embajador Heine desde abril de 2014, que se han visto obligados a renunciar después de haber trabajado durante varios años en esa embajada.

Entre ellas está una mujer de nombre Helen, que se desempeñaba como asesora del hogar, que también envió una carta el 25 de noviembre pasado -con su huella digital y firma- a “la líder del gobierno de Chile”.

Allí cuenta que trabajó en la embajada por 11 años para 4 embajadores distintos, pero que desde el 20 de julio de 2014 ha vivido “una pesadilla por el arribo de la señora Norma”. Además señala que el 31 de marzo pasado, Acevedo la trató de bitch (perra) sin tener razones para esos insultos y que modificaba los horarios de trabajo alterando su vida normal.

A ella se le suman otras dos cartas de otros trabajadores chinos, entre ellos un conductor que señala que lo hacían trabajar sin respetar horarios ni pagar extra por esos servicios.

Tras la publicación de la denuncia, el embajador contestó a El Líbero que “nunca ha habido queja formal alguna sobre los procedimientos o el trato recibido” y señaló como “extraño” el hecho de que la denuncia se hiciera pública con la “extemporánea carta de un exempleado local, que se desempeñó como un cocinero, y renunció a la misión hace ya casi dos años”.

Consultados por The Clinic Online, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores señalaron que “no ha recibido ninguna denuncia por los canales formales sobre el clima laboral de la Embajada de Chile en China. Sin embargo, como parte de los mecanismos permanentes que contempla la Cancillería para evaluar y mejorar este clima, tanto en Chile como en el exterior, la Dirección de Personas iniciará una evaluación de esa sede diplomática en los primeros días de enero”.

ESTAS SON LAS CARTAS ENVIADAS POR LOS EXFUNCIONARIOS CHINOS:

cartatrabajadorchina

trabajadorchino2

cartatrabajadorchina3

cartatrabajadorchino4

cartatrabajadorchina5