Archivo Amoroso comenzó como el proyecto de título de Camila González, hoy directora de la plataforma digital que se autodefine como un medio que busca hacer del amor una moda y celebrarlo o llorarlo en todas las formas que existe. O casi todas, ya que al recibir historias de sus lectores, el equipo se fija en que no exista contenido discriminatorio, violento o machista, pero afirman que han sido las menos. El método para publicar es simple: el lector ingresa a un link desde la página web, donde aparece un formulario con los espacios para adjuntar la historia, el nombre o pseudónimo y un contacto opcional. Luego, el equipo las revisa, adjuntan una ilustración de algún dibujante chileno-quienes también envían colaboraciones- y suben el relato al sitio, en una de las 10 categorías en que se agrupan los relatos – corazones rotos, amores de tinder, amor propio, amores adolescentes, y más.

“En Archivo Amoroso creemos que el amor es algo que se construye social y culturalmente. Por ejemplo la visión de amor de nuestra familia, que vemos en películas, que escuchamos en canciones o leemos en libros van influenciando en cómo una entiende y vive el amor”, explica Camila González. Agrega que el nexo entre las historias y una canción ha sido predominante en la experiencia de la plataforma digital, por lo que este 14 de febrero han lanzado una lista de canciones cebolla interpretadas por nuevos grupos chilenos: “Invitamos artistas como Diego Lorenzini, Niña Tormenta, los Amarga Marga y otras bandas nuevas a hacer covers de canciones antiguas que todos hayamos escuchado”.

La lista de canciones viejas interpretadas por cantantes nuevos estará disponible para descargar junto a un podcast con entrevistas a las bandas sobre la música cebolla. 
Ilustración: Hola Nico González

Si bien la directora del sitio explica que no están en contra de la visión tradicional del 14 de febrero -lo ejemplifica con una escena de una mujer y un hombre cenando con velas en un restaurante-, sí están en contra de que sea se la única percepción de lo que es el amor. “Hay una gran presión, que viene de la televisión, las ventas y la publicidad, que en el fondo hacen que la gente se sienta mal por no esta en pareja, por no celebrar el 14 de febrero”, dice González, y agrega que su equipo busca promocionar y dar espacio para una concepción más compleja, donde cabe el amor propio, entre amigos, hacia los padres, y también el de pareja, que es el más popular y recurrente en sus historias.

Camila González elaboró un top 10 para The Clinic Online con las mejores historias de Archivo Amoroso para revisar  y cebollear  este 14 de febrero:

1.“Patio de Monjas”, en Amores de colegio. Una joven, que gran parte de su vida creyó ser heterosexual, se enamora de una compañera del colegio – de monjas. No sabe si su enamorada también es lesbiana, solo sabe que siempre presiona “me gusta” en su Instagram, pero aún no logra romper el hielo.

2.“Yo tampoco nací para amar”, en Declaración de amor. Este relato no tiene ilustración, si no derechamente una foto de Juan Gabriel, a quien los autores dedican un relato tras su muerte describiendo cómo llegó el cantante a su adolescencia.

3.“La Negrita”, en Amores de colegio. La historia debe leerse con “Strangelove” de Depeche Mode como soundtrack amoroso. Un joven antisocial, que sufrió bullying por su gordura y que se aislaba leyendo a Nietschze, conoce a una niña que se juntaba con los metaleros del colegio. Chateaban por MSN, escuchaban Depeche Mode, y él empezó a renacer, hasta que un rumor de pasillo sobre “La Negrita” se hizo realidad. Es un cuento de amor de pasillos y patios del colegio, de los compañeros de clase que no socializaban tanto con el resto, de infidelidad, amenazas y un reencuentro por accidente en la calle.

4.“Archivo amistoso y algo más”, en Amigos con ventaja. La historia puede identificar a cientos: el amigo con el que hay uno que otro desliz por un par de años pero sigue en la friendzone– hasta que o dejen de hablarse, o pololean entre ellos-.

5.“Lo que construimos”, en Amor de familia. Un relato desgarrador y triste sobre la pérdida de un ser querido y el arrepentimiento que viene luego por las cosas que no alcanzó a contarle.
Ilustración: Catalina Bodoque

6.“Contigo me siento menos mal”, en Amor de amigos y Amores platónicos. Una mujer completamente enamorada de todo lo que hace y dice su amigo, pero no se atreve a declararse porque cree que así lo perdería, así que opta por un amor silencioso y no correspondido.

7.“Un audífono tú, un audífono yo”, en Amores Adolescentes y Corazones rotos. Acompañado de un soundtrack amoroso de varias canciones, cuenta la historia casi perfecta de una pareja que tiene todo a su favor hasta que, en medio de un relato amargo y gracioso, se desmoronan y todo acaba.

8.“Por internet te conocí”, en Amores por internet. Una historia que muestra cómo la pasión desatada por internet puede desinflarse al momento de conocerse en persona, tras años de amistad y amor virtual.

9.“El amor en los tiempos de Twitter”, en Amores por internet. Refleja la ansiedad y desenfreno de una persona que se enamora inmediatamente después de varios litros de cerveza con la otra persona, pero sabe que va muy rápido.

10.“Apología de los domingos”, en Amores de carrete. En medio de piscolas y una fiesta saltó la liebre, le dicen: “Oye, anoche lo pasé bacán contigo :)” al día siguiente y pareciera que todo el mundo está a nuestro favor.