Han pasado algunas semanas desde la polémica rutina de Chiqui Aguayo en el Festival de Viña del Mar 2017, en la que agarró pa’l webeo al periodista Humberto Sichel por tener supuestamente el pene ultrachico.

Esta semana en conversación con el matinal Bienvenidos de Canal 13, la comediante reveló la verdad oculta sobre ese comentado chiste en el escenario de la Quinta Vergara.

Según consigna Glamorama, la ex Club de la Comedia soltó en primer lugar que “mi intención era dejar la patá en Viña. Y el humor que yo presenté en Viña, aunque no sea 100% del agrado de todo el mundo, es lo que a mí me gusta hacer. Y en el fondo, que hablemos de nuestras intimidades de mujer, las asquerosidades que no debería contarse”.

Añadió que “para mí, sí pueden contarse y podemos reírnos de eso y un montón de cosas más. Entonces, lo que yo hice finalmente… Chilevisión trabaja súper en serio. Yo pasé cuatro filtros, donde finalmente hay un editor que te firma la rutina”.

Al ser consultada por sus razones para usar a Sichel en esa recordada talla, contestó que “no era Sichel. Transparentemos esto…Era Julio César (Rodríguez)”.

A renglón seguido afirmó que “sí, en serio. Y estaba ahí en el guión. Julio César porque tengo infor…. ¡No, no, no! Porque se va a prestar y va a haber problema. Yapo, en eso habíamos quedado. De hecho no era improvisado. Estaba Viñuela. Estaban los Power Peralta y el tercero era… Y me voy para adelante y no veo, no veo a nadie que me supiera el nombre. Veía que estaba acá cualquier persona”.

En este sentido recordó que “en realidad iba rápido, dije y lo mire: ‘Este no es’. Y miré para el lado y dije ‘bueno, no hay otro’. Y me encontré con Sichel al otro día. Lo abracé. Y sentí cosas. Me dijo ‘Chiqui, basta de esto’. Estábamos en el vip de Chilevisión y me llevó a un baño químico. No pudo abrir la puerta, porque no pudo desplegarse en pleno. Así que muy equivocada de Sichel”, pero digamos que lo puse en un supuesto. ‘Supongamos’. Yo nunca afirmé, porque no tengo la posibilidad de haber intimado con Sichel. Me hubiera encantado. Pero después de esto, ninguna posibilidad”.

Respecto a los cuestionamientos sobre si se hubiera molestado si hubieran usado una talla parecida contra una mujer, la humorista respondió que “y tuviera que aceptarlo, porque soy comediante y, supuestamente, los límites los podemos correr un poco más allá. Pero también convengamos que Coco Legrand se viene riendo de nuestras tetas caídas y de las mujeres feas hace bastante rato y yo no le pongo ninguna gravedad a eso. Entiendo que también pueda ser de ida y de vuelta. Lo que me parece raro es decir que yo dije literal que tenía el pene…”.