El primero de febrero de este año, cinco días después de anunciar el histórico acuerdo compensatorio con la empresa CMPC por la denominada colusión del confort, el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) anunció cómo se llevaría adelante el proceso de entrega de los flamantes 7 mil pesos de compensación para los consumidores.

El servicio informó -y ratificó posteriormente- que el mecanismo implicaría tres etapas: 1) el pago a través de las Cuentas Rut del Banco Estado; 2)  la búsqueda de un mecanismos para compensar a quienes no tienen este servicio bancario; y 3) una redistribución con el “saldo” de lo que no fuera cobrado en la primera etapa. Lo ideal, se detalló, era que los consumidores asumieran “el menor costo posible”.

Sin embargo, en la mesa de negociación -en la que el Sernac actuó como mediador- no quedó zanjado quién pagará el costo operacional que significarían los cerca de 9 millones de transferencias bancarias y el otro número indeterminado de retiros en caja u otros mecanismos para que el dinero llegue al bolsillo de los chilenos. Desde el Banco Estado estiman que en el mejor de los casos la operación completa podría costar más de 5 mil millones de pesos.

Y ayer, consultado el director del Sernac, Ernesto Muñoz, por The Clinic Online, la autoridad señaló que el costo debería salir del depósito renovable de 97 mil millones de pesos -que ya realizó la CMPC en el Banco Estado y que lleva dos semanas generando intereses-, lo que eventualmente podría bajar el monto de 7 mil pesos compensación a repartir.

El costo de las Cuentas Rut

El rompecabezas de cómo entregar esos 7 mil pesos por persona del acuerdo extrajudicial “histórico” logrado en enero pasado, fue abordado en la mesa de negociación que medió el Sernac el año pasado, pero no quedó resuelto. Según algunos de los participantes de esa instancia, se tocó el tema pero éste quedó sujeto a lo que sucediera después de la ratificación judicial.

El problema, según señalan algunas fuentes al interior del Banco Estado, es que el Sernac lleva un mes y medio explicando públicamente el proceso de pago, sin que se haya definido aún quién pagará el costo que implicarían esas transacciones.

En febrero de este año, el director subrogante del Servicio Nacional del Consumidor, Cristián Herrera, dijo que el pago de ese dinero se haría en tres etapas, lo que fue ratificado por el director nacional del Sernac, Ernesto Muñoz.

Incluso, el Sernac planteó en esa ocasión que buscaría una fórmula para bajar el costo de 300 pesos por cada giro realizado que tienen las Cuentas Rut, para que eso no tuviera un impacto en los consumidores.

Sin embargo, ayer el director nacional del servicio, luego de inaugurar la Feria del Consumidor en la Plaza de la Constitución, respondió a The Clinic Online que ese costo saldrá del monto total depositado por la CMPC más los intereses que genere.

“La distribución se hace respecto de este monto global que empieza a ganar intereses y, por tanto, de ese monto global que gana intereses, que va subiendo el monto que tiene que ser distribuido a los consumidores, hay que sacar el costo de la implementación”, dijo Muñoz.

El director del Sernac además planteó que actualmente existen conversaciones entre su servicio y el Banco Estado para definir el mecanismo de pago, pero recalcó que aún no hay “ni una estimación total del total de la distribución ni tampoco de cada una (de las etapas de pago)”.

“Evidentemente lo que queremos es hacer llevar a la ciudadanía este dinero de la manera más rápida posible y con la mayor integridad posible”, dijo Muñoz, recalcando que no hay antecedentes a nivel mundial sobre la implementación de una solución como ésta. “Por lo tanto es un terreno en el que nosotros hemos avanzando que es un terreno histórico. Por eso hemos ido tomándonos todo el tiempo necesario para ir evaluando cada una de las opciones, con la transparencia que supone el monto de esta solución y el volumen de esta solución, que no tiene parangón”, señaló.

Pero, más allá de que las estimaciones aún son preliminares, es una realidad el dolor de cabeza en la entidad financiera el cómo llevar adelante la mega operación compensatoria.

Según las estimaciones iniciales realizadas por Banco Estado -a las que accedió este medio-, sólo por concepto de transferencia electrónica a los cerca de 9 millones de chilenos con Cuentas Rut superaría los 2.700 millones de pesos.

A eso se debería sumar un costo adicional para un número desconocido de activación de cuentas, dado que existe un alto número de ellas que no están vigentes. A eso se sumarían -por lo bajo- otros 2.000 millones de pesos para la entrega del dinero a personas que no tienen cuentas donde depositar, transacciones que tendrían un costo mínimo de 500 pesos por operación en un universo de más o menos 4 millones de personas beneficiadas.

Desde el interior del banco señalaron a The Clinic Online que la entrega de dinero a ese grupo de personas -que no son clientes Banco Estado y quizás no son clientes de ningún banco- podría solucionarse eventualmente con una licitación, pero que una operación de ese tipo no genera atractivo en la banca privada.

Además, a esa cifra se le podría sumar un monto extra por la denominada “redistribución” que anunció el Sernac del saldo que dejarían las personas que no hagan el retiro de dinero. Es decir, al menos 5 mil millones de pesos de gasto mínimo en transferencias y horas hombre, que según el Sernac saldrían del pozo total ya depositado por la CMPC y que, eventualmente, podría bajar el monto de 7 mil pesos a los bolsillo de los chilenos.

Consultada por esta información, desde CMPC explicaron que “tal como lo señalamos al momento de realizar el depósito en Banco Estado, serán los intereses que se generen de dicha operación los que se utilizarán para cubrir eventuales costos operacionales de la restitución. Ningún peso volverá a la compañía”.

“Lo que no puede ocurrir es que el monto destinado a la restitución de los consumidores disminuya, por lo que esperamos que la fórmula de distribución que se defina, permita que los intereses que se generen con el depósito de más 97 mil millones de pesos, cubran los posibles costos de implementación”, agregaron desde la papelera.

Paga Moya

El 2 de marzo pasado, el mismo día en que la CMPC anunció que había depositado los 97 mil millones en un depósito renovable en Banco Estado, cumpliendo con su parte del acuerdo, el Banco Estado consignó que “aún no existe una definición única y clara en cuanto al mecanismo a través del cual se hará el reembolso a clientes por concepto de compensación” y que “tampoco existe un plazo establecido para su concreción”.

Además, la entidad financiera afirmó que ellos no forman parte del pacto y, ante las especulaciones sobre los cerca de 155 millones de pesos de intereses que generaría al mes la cuenta en el banco, se precisó que no contaban “con ninguna facultad o mandato para hacer uso de recursos que, en estricto rigor, pertenecen a la propia empresa CMPC”.

“En el caso particular de la operación realizada por esta empresa en este banco, es importante considerar que se trata de una inversión que, con los respectivos intereses, le será reintegrada a ella en el plazo establecido, tal como BancoEstado hace con cualquiera de sus clientes”, explicaron.

Consultados por las declaraciones del director del Sernac sobre los costos de operación, no se refirieron al tema y recalcaron que ellos no son parte del convenio al que llegó la empresa con las organizaciones de consumidores.

“Lo único cierto de todo esto es que no podemos descontarle a los consumidores”, es lo que dice Hernán Calderón, presidente de Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus). El representante de los consumidores dice que este tema fue parte de las conversaciones anteriores y posteriores al acuerdo, pero que esa conversación “quedó condicionada a una conversación que Sernac tenía que llevar a cabo con Banco Estado”.

“Todo tenía que ver con el monto. Si el monto era bajo, alto, no sabemos. Y por lo tanto quedó una conversación pendiente una vez que se conozca el costo de implementación. No tengo más información sobre cómo está conversación con Banco Estado y no conozco el costo de implementación”, postuló Calderón.

Según el dirigente, en la mesa incluso se desestimaron mecanismos de entrega del dinero como el que hace entrega de los Bonos Marzo u otros beneficios sociales o el sistema del Instituto de Previsión Social (IPS) porque no abarcaba a una cantidad de gente como las de las Cuentas Rut.

Por ahora, lo único claro es que los 97.647 millones de pesos depositados por la CMPC se han generado a la fecha poco más de 70 millones de pesos en intereses, los que -según lo señalado por el banco- deberían restituírseles a la empresa.