“Tener el patrimonio como el tengo la fortuna de tener, gracias a mis padres genios y mis hermanos talentosos, a uno le da independencia de tomarse las cosas de manera distinta. No tengo esa espada de Damocles que alguien pudiera tener con la política”, dice en entrevista con La Segunda el diputado PPD, Daniel Farcas, quien habla por primera vez después de que en la prensa se diera a conocer que su patrimonio se empina por sobre los 11 mil millones de pesos.

Farcas cuenta que maneja su fortuna a través de un fideicomiso, así como Piñera. “Lo discutimos con mi familia y tomamos la decisión. Hoy no sólo tengo un fideicomiso sobre mis activos, sino que no he participado de ninguna reunión que tenga que ver con el mundo de las empresas de la familia”.

Explica que son sus hermanos y su padre quienes le manejan la plata. Como siempre, como antes. La diferencia es que ahora es una cosa más formal.

Respecto de dónde están esas platas, responde que en la salud, el sector inmobiliario y el transporte, sectores de la economía donde desarrolla sus actividades su familia.

Farcas, pese a los 11 mil millones, afirma que no lleva vida de rico y famoso. Que veranea muchas veces en Chile y para prueba muestras las etiquetas de la ropa que viste. Trial y Diadora.

Para cerrar, reitera que la fortuna no lo ubica como un diputado distinto a los demás. “Es verdad, tengo suerte, pero algunos me critican que esto es una lejanía con los chilenos. Son diputados que no le han ganado a nadie; nunca han tenido un trabajo en el área productiva y que pertenecen a una izquierda más bien trasnochada y populista, mala copia de Podemos”.

“La cercanía nada tiene que ver con el patrimonio, ni con el credo, ni con el color de la piel. Ni con la orientación sexual”, subraya.