En el denominado día “D” para el Partido Socialista, el conglomerado resolvió apoyar a Alejandro Guillier en su candidatura presidencial en desmedro del ex mandatario, Ricardo Lagos.

Esto, luego de una larga jornada en el estadio El Llano de San Miguel, donde el Comité Central decidió realizar una votación secreta para definir a su proclamado, en una decisión que no gustó en el comando de Lagos.

Finalmente, el sufragio arrojó una cómoda ventaja en favor de Guillier: 67 votos para el senador, 36 para Lagos y 4 abstenciones. De los 111 integrantes del Comité, 2 no se presentaron debido a que se encontraban en otras regiones.

La elección se da tras una movida semana en materia política al interior del PS, marcada por la presión que ejerció el comando de Lagos, el PPD y la DC respecto a la decisión que tomaría el partido. Esto motivó, incluso, el pronunciamiento del nuevo presidente de los socialistas, Álvaro Elizalde, quien exigió a los partidos de la Nueva Mayoría “respetar la autonomía del partido”.

Reacciones 

Elizalde también fue el encargado de informar sobre el resultado y el primero en dar declaraciones. Tras comunicar la decisión que tomó el partido, se comprometió a trabajar de lleno con el candidato e hizo un llamado a mantener la unión dentro del PS en relación a la próxima carrera presidencial.

Por su parte, el generalísimo de la campaña de Lagos, Máximo Pacheco, destacó que “hoy finalizó la discusión interna del partido”. Consultado sobre si este resultado significa la deserción definitiva del abogado en su aspiración presidencial, contestó que “hoy en día (Ricardo Lagos) sigue siendo candidato del PPD”, por lo que no descarta ningún escenario.

El senador por Santiago Oriente y también defensor del exmandatario, Carlos Montes, fue mucho más tajante y afirmó que “este es un error histórico”, ya que Lagos “representaba una opción sólida del futuro”. Además, criticó que los resultados de las encuestas fuera “un argumento que tuvo demasiado peso en esta discusión”.

Por último, el Presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade, apuntó a las “falencias” que presenta el programa político de Guillier y expresó su “preocupación por no incluir temas laborales o como la negociación colectiva”. Más allá de estas diferencias, dijo que, en caso de ser requerido, aportará sin problemas a la campaña del ahora candidato oficial del PS.

Se espera que Ricardo Lagos se refiera durante este lunes al resultado que lo dejó sin el apoyo del partido y que amenaza seriamente su opción presidencial.