Armando Ide, ingeniero de la Católica, piloto aficionado que quiere circunvolar el planeta en un monotor junto a su amigo con quien se denomina por sus travesías aéreas “Los Buitres”, se llama la persona que está detrás de los polémicos edificios que se construyen, unos pegaditos a otros, en Estación Central y que la opinión pública dio el nombre de guetos verticales tras la denuncia, foto mediante, del intendente Claudio Orrego.

Cuenta La Segunda que Ide es uno de los cuatro socios de la firma Su Ksa, inmobiliaria responsable del proyecto cuestionado por su aparente poco apego a la construcción en escala humana.

En los últimos meses, el también gerente inmobiliario de la empresa han conseguido que le aprueben proyectos por un total de 15 mil millones de pesos. Por éstos ha debido pagar unos 112 millones al municipio del UDI Rodrigo Delgado en permisos.

Según apunta el vespertino, las mega torres de Estación Central no son las primeras de esta naturaleza que construye Ide. Trabajando para la constructora Lago Rapel hizo lo propio en el centro de Santiago. En calle Serrano levantó un edificio de 12 pisos y en San Isidro, otro de 22. Luego, con esa experiencia, es que créo Su Ksa, firma que opera en Estación Central, San Miguel y Quinta Normal.

En la misma comuna donde se ubican las torres de la polémica, Ide tiene unos ochos proyectos más en carpeta. En 2015, su empresa ya facturaba del orden de 200 palos verdes al año.