Tras salir del concierto de Sting en el Movistar Arena, el periodista Álvaro García se soltó un poco y decidió contar cómo fueron esos largos 7 meses sin pega antes de trabajar en radio, todo esto tras ser despedido del matinal de TVN en agosto del año pasado.

En conversación con LUN, García manifestó que “tenía rabia, estaba enojado, esa es la verdad”.

Añadió que “encontraba que fue injusta esa decisión, que fue una decisión ejecutiva. Y un par de meses después se fue la persona que me echó. Lo echaron”.

Tras su paso por la TV, el periodista profundizó en que los noteros “no tenían sueldos tan buenos, en relación a los animadores de TV. Si comparamos, no son buenos los sueldos, son malos”.

Sobre este mal trago que ha debido consumir, Álvaro sostuvo que “a mí me desvincularon a fines de agosto. Estuve todo septiembre sin preocuparme de nada. En octubre empecé a moverme, llamar, mandar mails, me junté con amigos para ver si emprendíamos algún negocio, pero nada se concretó. Está complejo encontrar trabajo en el rubro, pensé que podía ser más fácil. Afortunadamente lo de la radio salió en marzo (radio online Vitacura)”.

Al ser consultado por cómo sobrevivió en esos meses sin pega, detalló que “la respuesta es con la indemnización que me dio el canal y también tengo la suerte de que mi señora trabaja y aperró en aquellos momentos”.

Añadió que “me puse a hacer videos de YouTube. Inventé un canal (AGOTV, 516 suscriptores). Pasé el tiempo haciendo eso, un poco para estar ocupado mientras buscaba trabajo. Para no achacarme, para hacer algo, para no estar en la casa todo el día”.

“He estado mucho mejor. Estoy con más tiempo, más relajado”, reconoció el notero, al mismo tiempo que admitio que “igual si me llamaran de la tele, voy feliz. A mí me gusta la tele”.