Un llamado a no desinformar hizo esta mañana la Presidenta Michelle Bachelet a propósito de ciertos comentarios suscitados durante los últimos días respecto del eventual cierre de colegios con la aplicación de la Ley de Inclusión, contenida en la Reforma Educacional.

“En democracia a mí no me asusta que puedan haber opiniones diferentes, porque eso es parte de la democracia, pero lo que no es sano es que se desinforme, que se digan cosas que no son reales y como que se trate de confundir a los apoderados que siempre van a querer lo mejor para sus hijos”, dijo la Mandataria en una actividad en Recoleta.

A modo de ejemplo, Bachelet expresó que eso está pasando en Ley de Inclusión, “donde hay muchos fantasmas”. “Es falso que la Ley de Inclusión obligue a cerrar colegios, eso es falso, lo que va a pasar es que algunos colegios particulares subvencionados se van a convertir en corporaciones sin fines de lucro, que es lo mismo que decir que la plata que el Estado está colocando tiene que ser usada para mejorar la calidad en la educación”, precisó.

Por eso es que la Jefa de Estado invitó “a que miremos la reforma educacional de todos sus ámbitos, pero con una mirada de conjunto en información real y no basándonos en mitos o en miedos que puedan existir”.