De sus dichos sobre “los hijos de…”, referidos al Frente Amplio, y los cuestionamientos a la transición que hicieron los precandidatos del movimiento, Beatriz Sánchez y Alberto Mayol, además de la diputada Karol Cariola, habló en Mesa Central de Tele 13 Radio Michelle Bachelet.

Junto con aclarar que “hijos de” no fue en sentido peyorativo, la Jefa de Estado manifestó que en esa discusión sobre cómo han funcionado los gobiernos posdictadura (los gobiernos de centro-izquierda) lo primero que se debe hacer es “un balance histórico más equilibrado”, pues “llegar a decir que el modelo de la dictadura es el mismo que hay ahora es francamente un despropósito”.

“El modelo de la dictadura era un modelo donde no se respetaban los derechos ciudadanos, donde el capital era lo que predominaba y donde además estábamos completamente aislados en el mundo. Y acá durante los períodos de la Concertación y de la Nueva Mayoría lo que se ha buscado es justamente al revés, es expandir los derechos ciudadanos, expandir el bienestar”, argumentó Bachelet al respecto.

Sobre el mismo punto, agregó que “sin economía funcionante no hay distribución que se pueda hacer. Suponer que no se requiere que haya condiciones para que la economía crezca como un elemento negativo yo creo que es un error. Nosotros necesitamos que la economía crezca para justamente ir avanzando en mayor cohesión, protección social y mayor expansión de derechos”.

“A veces la economía no crece tanto, como nos ha tocado en este gobierno y sin embargo hemos aumentado los derechos sociales y económicos de la gente. Cuánto mercado y cuánto Estado. Nosotros creemos que tiene que funcionar el mercado para lo que tiene que funcionar el mercado, pero no hay que pedirle al mercado que haga lo del Estado. Es el Estado el que tiene que ser suficientemente fuerte y capaz para asegurar los derechos de los ciudadanos”, complementó.

Bachelet admitió que en lo personal le hubiera gustado que en la transición hubiese habido momentos de cambios más rápidos, pero eso es un cosa y otra muy distinta es “mirar hacia atrás y decir que esto es lo mismo que la dictadura de Pinochet, eso es un despropósito”.