El Servicio Nacional de Aduanas subastará este domingo 504 mil litros de vino blanco a granel para destilar que quedaron abandonados en el puerto de Valparaíso luego que su importación se viera frustrada, según se informó hoy.

El vino está almacenado en 21 contenedores de 24 mil litros cada uno, loteados de la misma forma, y que tendrán una postura mínima unitaria de 2.388.000 pesos (unos 3.600 dólares).

Los productos están en el Terminal Pacífico Sur de Valparaíso y cuentan con las correspondientes autorizaciones del Servicio Agrícola Ganadero (SAG), precisó un comunicado del organismo.

Según el Departamento de Subasta de la Aduana Regional de Valparaíso y el Laboratorio Químico de Aduanas, este vino sirve para obtener aguardiente, pisco, brandy y cognac (destilados del vino) y para preparar aceto balsámico, vinagre, condimentos especiales (como sal de mar con vino tinto) y helados.

El caldo puede ser también usado para obtener productos cosméticos debido a su alto contenido de antioxidantes y también se está extendiendo el uso del vino en terapias de relajación como el “wine spa”, piscinas de vino donde las personas se sumergen.

El objetivo del organismo es el de colaborar con el Estado en la recaudación de impuestos, poniendo a disposición más de 350 lotes con mercancías que están bajo su custodia en Valparaíso, San Antonio y Los Andes.

La directora de la Aduana Regional de Valparaíso, Myriam Gutiérrez, explicó que el servicio “tiene la posibilidad de subastar aquellas mercancías que quedan en presunción de abandono”.

“De esta forma contribuye a recuperar recursos para el Estado de Chile y además, las mercancías que se rematan tienen que pagar todos los impuestos a los que están sujetos”, añadió.

El vino es uno de los miles de productos que subastará Aduanas este fin de semana entre vehículos, calzados, artículos electrónicos y para el hogar, vestuario, calzado, herramientas o repuestos.