La ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, salió con todo a defender a la Presidenta Michelle Bachelet tras los insultos que recibió durante el Te Deum Evangélico realizado este domingo en la Catedral Evangélica de Santiago.

A través de su cuenta oficial de Twitter, la secretaria de Estado calificó como una verdadera “vergüenza” el trato que le dieron los religiosos a la Mandataria, calificándola como, por ejemplo, “asesina”.

“Como hija y nieta de pastores evangélicos, siento vergüenza del comportamiento parte mundo evangélico #TeDeum con Presidenta República”, aseguró Palma.

Vale decir que la furia de los evangélicos se explica por la agenda valórica que posee el gobierno de Bachelet y que dice relación con los proyectos de despenalización del aborto en tres causales, matrimonio igualitario e identidad de género.