Comprar un cargador para el celular después de que el original pasó a mejor vida puede resultar un verdadero dolor de cabeza, puesto que si se adquiere uno de menor calidad y más barato puede conllevar problemas en el propio celular.

Una nota de Las Últimas Noticias reveló en esa línea que un estudio de Chartered Trading Standards Institute del Reino Unido puso sobre la mesa que de cerca de 400 cargadores sólo 3 cargaron igual que los originales y pasaron las pruebas de seguridad.

Pues bien, la misma publicación entregó una serie de tips para comprar el cargador alternativo perfecto, sin llevarse desagradables sorpresas al momento de probarlo.

El representante en Chile de Anker, Eugenio Riesco, manifestó que hay que fijarse en el voltaje input y el output: “El input tiene que ver con la electricidad que usamos en Chile, que es de 220 V, por lo que hay que asegurarse de que el cargador tenga el rango de 100-240V: si no, el equipo se quemará instantáneamente”.

Agregó que el output es la energía que entra al equipo, básicamente. Si dicho voltaje no corresponde al celular se generarán problemas y complicaciones.

El subgerente de los accesorios de las tiendas Mall Connection, Juan Pablo Bustamante, explicó que “una menor cantidad de corriente hará que el ciclo de carga de la batería no se complete; hacerlo una y otra vez causará una disminución de la vida útil de la batería”. Si el voltaje es mayor, se recalentará el equipo.

Riesco también llama a fijarse que el material del cargador sea sólido, robusto y que no sea blando.

Por su lado, Bustamante indicó que un cargador no puede ser liviano, ya que los materiales de calidad y la placa electrónica le otorgan un peso que hay que comprobar.

Hay que fijarse también en el envase de los cargadores. Aquellos que vienen en bolsitas o en cajas mal cerradas generarán desconfianza.

Por su parte, los especialistas advierten que un cargador decente no puede tener un precio menor a los 6 mil pesos.

La buena noticia para los consumidores es que desde marzo del próximo año la Superintendencia de Electricidad y Combustibles va a instalar un sello de calidad para los cargadores que pasen las pruebas de funcionamiento.

“Son uno de los productos con mayor demanda en los últimos años. Por lo mismo, podemos informar que ya contamos con un Reglamento de Seguridad para los cargadores de celulares, que a contar de marzo del próximo año deberán tener en forma obligatoria el sello SEC de seguridad para poder ser comercializados”, aseguró a LUN el superintendente Luis Ávila.

<