Los habitantes de la localidad de Pisis, en Tomé, se llevaron una gran sorpresa luego de registrar el nacimiento de un ternero que tenía nada más ni nada menos que dos cabezas, igual número de colas y ocho patas.

Según consigna Radio Bíobío, el enfermero de ganado, Víctor Gutiérrez relató que “al mediodía de hoy (jueves) recibí un llamado de un vecino del sector, Carlos Romero Neira, quien me solicitó ayuda para atender el parto de una vaca que estaba teniendo problemas para parir su cría”.

Añadió que “me demoré un rato y al llegar la vaca ya había muerto, pero me llamó la atención que al revisar el animal noté algo extraño y al examinarla noté que tenía muy abultada la guata y me dí cuenta que las patas que tenía afuera estaban unidas y por ello decidimos abrirla y encontramos que se trataba de una cría malformada”.

En ese sentido, precisó que “estaba unida desde el pecho hacia atrás, pero con patas muy deformes”.

Sobre el suceso, Gutiérrez admitió que “es primera vez en mi vida que me toca atender un caso así, nunca antes lo había visto, y por eso incluso me han llamado de algunos institutos y universidades de Chillán y Concepción que quieren venir a buscar la cría para estudiarla, ya que son casos muy poco frecuentes”.

Vale decir que la vaca y el ternero perdieron la vida.

“La explicación respecto de porqué se formó así, no la tenemos”, cerró el profesional.

Para ver la foto del ternero, pincha acá (radio Bíobío).