En medio de cuestionamientos e incluso la petición de renuncia en su contra que hizo el Partido Comunista, hoy el ministro de Justicia, Jaime Campos, salió a defenderse por la polémica en que se ha visto envuelto tras afirmar que aún no hay nada seguro respecto a la continuidad del penal Punta Peuco, pese a que Carmen Gloria Quintana afirmó en 2015 que la Presidenta Bachelet se comprometió a cerrarlo.

Según consigna Emol, el secretario de Estado indicó que “esto es una materia que el Gobierno y particularmente el Ministerio la está estudiando y trabajando desde que yo asumí el Ministerio hace un año, pero hasta el día de hoy no hay ninguna resolución”.

Vale decir que ayer la cabeza de la cartera de Justicia afirmó que “¿Alguien ha escuchado a la Presidenta de la República decir: ‘Voy a cerrar Punta Peuco’? ¿Lo ha escuchado alguien? Yo no lo he escuchado, todo lo demás han sido interpretaciones de ustedes (los periodistas) o de otras personas”.

Pues bien, hoy jueves la autoridad aseguró que “cuando tengamos algo que decir, lo que les vengo diciendo desde hace un año, se los vamos a informar”.

Ayer Quintana reaccionó molesta por los dichos de Campos y disparó que “este señor parece no tener sensibilidad ni empatía con las víctimas ni los niños vulnerables del Sename. Más bien parece un abogado defensor de los genocidas y delincuentes de lesa humanidad presos en Punta Peuco”.

Al ser consultado por la solicitud de renuncia por parte del PC, Campos sólo se limitó a contestar que “los ministros dependemos de la Presidenta de la República, no de los parlamentarios”.