El ex general croata Slobodan Praljak (72) habría ingerido veneno mientras la Corte Penal Internacional para la ex Yugoslavia lo declaraba culpable y leía el primer veredicto en su contra. “Praljak no es un criminal”, gritó el hombre de guerra. Vale decir que la audiencia fue suspendida.