La tarde de este martes el ex candidato presidencial, José Antonio Kast, llegó hasta el bar The Clinic ubicado en Ñuñoa para probar personalmente el trago inventado en su honor llamado “El Momio”.

En entrevista con LUN, el diputado independiente explicó que “alguien me avisó que aquí había un trago que se llama José Momio Kast”.

Ya instalado en una de las mesas del bar, el ex aspirante a La Moneda reconoció que “el nombre está increíble, quiero saber si es un trago bueno, entretenido, duro o suave. Yo soy muy dulce”.

Finalmente llega a la mesa una copa mediana con un líquido cremoso de color blanco y café, acompañado por hojas de menta. Tras darle un pequeño sorbo, Kast confiesa que está “harto bueno, está rico”.

Añadió tirando la talla que “yo soy el momio que está aquí, me estoy autoconsumiendo”.

El dueño del local de Ñuñoa, Cristián Dittborn, explicó a LUN que la idea surgió ya que “por tendencia política no tiene mucha relación amistosa (Kast) con el The Clinic. Es un sarcasmo chistoso, simpático, sin intención de herir”.

Precisó que “el Momio es la antítesis de José Antonio Kast: dulce como jamás podrá ser él y con ron, que es un trago relacionado con el tema anticapitalista”.

Vale decir que este trago se compone por crema de leche, hielo, ron de 5 años, helado de chocolate, jugo de piña y menta.

Al ser consultado por si se considera momio, Kast contestó que “para la jerga popular sí, soy momio. Hay algunos que asimilan la derecha al momio, pero yo no me siento para nada momificado, al contrario, soy muy movido; moví el escenario político. Soy un momio con sentido común, un momio que habla de frente, y que se toma con humor todos los memes”.