El próximo domingo habrá elecciones en Italia. Por cierto peligrosas e inciertas, como siempre.

A continuación un breve resumen sobre sus candidatos y el estado en el que se encuentra políticamente el país con la mayor cantidad de sitios patrimonio de la humanidad en el planeta.

Lo que es necesario saber, para empezar, es que éste que se va fue el gobierno número 65 en 70 años. La duración de cada administración es tan corta que, de hecho, nadie se acuerda de los actuales ministros o Primer Ministro, ni los italianos ni los europeos.

Además, mientras se acercan las elecciones, ha habido numerosos episodios de violencia política en las calles. Manifestaciones fascistas han sido objeto de duras protestas de los colectivos Antifa en varias ciudades, con heridos entre los manifestantes y la policía. En Palermo una persona perteneciente a agrupaciones políticas de extrema derecha fue atacado por seis personas, amarrado, golpeado hasta perder los sentidos y abandonado en medio de la calle.

El conflicto político es comprensible si pensamos que su deuda pública es la segunda peor de Europa, después de la deuda griega. Para Italia la deuda pública equivale al 130% del PIB del país. Hay poquísimo empleo y el sentimiento anti migrantes ha crecido exponencialmente. Pero ese sentimiento tiene datos con los cuales sostenerse: más de 600.000 inmigrantes han llegado a Italia en los últimos 5 años, según ISTAT (Instituto Italiano estadística).

Además el país se ve golpeado por una ola de fake news nunca antes vista. El Presidente de la Agencia ANSA (La Agencia Nacional de Prensa Asociada), Patrizio Nissirio, declaró que es tal la magnitud de noticias falsas publicadas en Italia que el Papa declaró literalmente que “Las Fake News son como excitarse sexualmente con la mierda”. Qué tiempos maravillosos estamos viviendo.

Hay muchas figuras emblemáticas que llegarán a presentarse a estas elecciones:

El actual ex Primer Ministro Matteo Renzi, centrista, que al intentar cambiar el sistema político del país con un referendum que serviría eventualmente a quitar el Senado, perdió dicha consulta y dimitió declarando: “Lo diré en voz alta, aunque con algo raro en la garganta, no estaba preparado a perder. Viva Italia y mucha suerte a todos”, como un piloto que dice “bueno, el sistema de vuelo cagó, buena suerte y crucemos los dedos”.

Pues bien, Renzi participará en las elecciones de este domingo como candidato del Partido Democrático (PD) y los datos lo dan tercero.

Otro es el candidato a Primer Ministro del Movimiento 5 Estrellas, el joven Luigi Di Maio de 31 años, que no habla demasiado bien en italiano, pero que dice cosas como “los rescates en alto mar de los migrantes en realidad son como un servicio de taxi para entrar a la Unión Europea”.

Por su parte, se puede decir que tiene compañeros de partido que son anti-vacunas y que creen en las leyendas de los “Antiguos Astronautas”. A su vez, piensan que las líneas dejadas en el aire por los aviones son químicos que te “obligan” a comprar cosas.

Vale decir que el Movimiento 5 Estrellas es el primer partido del país, con un 30% de las preferencias. Un “movimiento” anti-partidos que nació en las plazas y lugares públicos fundado por un extraño y enigmático personaje llamado Gianroberto Casaleggio, que murió recientemente por enfermedad, y un comediante y actual líder Beppe Grillo, “Pepito Grillo”.

El Movimiento era anti-euro, ahora ya no se entiende si lo sigue siendo y cobró vida gracias a unas manifestaciones llamadas “Vaffa-Day”, que quiere decir en buen chileno “ándate a la chucha- Day”.

El otro partido que está compitiendo y que es evidentemente de extrema derecha es “Lega Nord” (la Liga del Norte), un partido anti-migrantes, anti-euro, anti-drogas, anti-todo.

Su historia es conocida porque en varias ocasiones estuvieron gobernando con la centro derecha y con roles ministeriales importantes. Matteo Salvini es el candidato de este partido, un hombre que vemos a continuación participando a un juego televisivo tipo Trivial, pero con cajas en sus pies. Es un político muy violento: le dijo a la Presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, que era una muñeca inflable y respecto a los migrantes dijo: “Esto hay que limpiarlo, ciudad por ciudad, casa por casa hasta que se acabe”.

Hay otro candidato, que uno lo crea o no, no puede participar legalmente porque fue condenado penalmente y en vía definitiva por la Justicia italiana: Silvio Berlusconi, el pluricriminal, proxeneta, gran evasor fiscal, gran corruptor de jueces y comprador de parlamentarios y senadores.

Berlusconi que fue declarado literalmente por los jueces anti mafia como “financiador de Cosa Nostra” está participando en las elecciones y adivinen, las está por ganar. Su proyecto no es ser Primer Ministro pero si influenciar con mucha fuerza quién lo será.

El Centro-derecha italiano, unido en una única fuerza política, es el primer partido y a diferencia del Movimiento podría gobernar con esos números. Su regreso dejó incrédulos a muchos, e incluso, hay quienes siendo de izquierda y políticamente comprometidos, prefieren que gane Berlusconi a que ganen los jóvenes del Movimiento.

El pueblo siempre obtiene lo que quiere y lo que merece.