El ex presidente de la Fech, Gabriel Boric, se encuentra con una licencia de dos semanas por el tratamiento de su Transtorno Obsesivo Compulsivo (TOC). El anuncio lo hizo a través de sus redes sociales, en donde compartió, “como lo he dicho antes, desde chico tengo TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) y por recomendación médica decidí ser responsable y tratármelo”.

Sin embargo, esta no es la primera vez que hace público su situación. Ya en el 2014 en una entrevista que dio a la Revista Sábado, relató que “cada vez que entro a mi pieza, tengo que pestañear cuatro veces. O tengo que girar cuatro veces la perilla. Y me cuesta mucho escribir. Es difícil de explicar”. Y añadió, “fíjate, antes de subirme al auto, mi último paso va a ser con mi pie izquierdo”.

Otra situación que afecta a Boric, son los viajes en avión. Al diputado del distrito 28 le angustian, ya que la sensación de que la máquina se pueda llegar a caer y nada de lo que pase depende de él, lo atormenta. Por lo mismo cuando viaja, saca pasajes sin escala para no despertar dos veces.