Una semana muy polémica tuvo el rapero chileno Andi Ferrer, más conocido como Portavoz, quien en los últimos días fue denunciado como encubridor de abusos presuntamente cometidos por el también rapero Niel Brown (Daniel Correa).

Este jueves en la noche, el artista publicó una extensa disculpa a la afectada y todos quienes se pudieron haber sentido pasados a llevar con su actitud.

Desde su perfil de Instagram , el artista señaló a últimas horas del jueves que escribe “con el corazón, sin la rabia”, en una postura menos radical que cuando hizo sus primeros descargos.

Hay que recordar que a través de Facebook, Portavoz sostuvo el pasado miércoles que “Rechazo categóricamente que se me intente implicar como ‘cómplice’ en esta o en cualquiera situación de violación. Es mentira y va en contra de mis valores y principios. Un ‘cómplice’ es una persona que ayuda a cometer un delito o participa de él junto a otras personas. En este caso, yo ya me había retirado de la casa de N.N, como ella misma menciona en su comunicado, en un contexto de carrete entre pares, cuando, como ella relata habría ocurrido el hecho. En consecuencia, es imposible que yo haya tenido algún grado de ‘complicidad'”.

En este sentido, Portavoz señala que “luego de conversar fraternalmente con varios amigos, compañeros y de reflexionar con mi familia, pido disculpas públicas por descuidar el dolor de una hermana afectada, por cuestionar permanentemente su relato y por despreocuparme de su delicada situación, algo que como hombre nunca he vivido”.

Dirigiéndose a la denunciante, cuyo nombre aún permanece anónimo, manifiesta “Perdón hermana, no estuve a la altura de tus expectativas como sujeto político, como amigo y compañero, tuve una actitud individualista, preferí centrarme en mi vida personal, privilegiar los lazos artísticos y no tuve claridad ni protocolo de acción para aclarar esta situación”.

Luego, el rapero reconoce que “Sí, soy un machista, y tengo muchas cosas en mi persona que debo deconstruir y cambiar, muchos privilegios que abandonar, y quizás una de las cosas positivas de todo esto es para que se den cuenta que no soy un ‘referente’ ni un ‘ídolo'”.

Al mismo tiempo Portavoz asume que ya no es un “militante popular y revolucionario”, añadiendo que está “viviendo una suerte de ‘adolescencia tardía'”.

Finalmente, pide disculpas “al mundo social y político, a los compañeros que esperaban una declaración a la altura del contexto histórico que estamos viviendo, donde la lucha contra el machismo y el patriarcado es fundamental a nivel nacional e internacional”.

Ver esta publicación en Instagram

Hermanxs! Quisiera hablarles con el corazón, sin la rabia y el apuro por ser apuntado como "cómplice" o "encubridor" de un abuso, y ya con más tranquilidad. Me cansé de ser leal y dar la cara por gente que no es leal conmigo. Luego de conversar fraternalmente con varios amigxs, compañerxs y de reflexionar con mi familia, pido disculpas públicas por descuidar el dolor de una hermana afectada, por cuestionar permanentemente su relato y por despreocuparme de su delicada situación, algo que como hombre nunca he vivido. Pasé por alto que vivimos en una sociedad profundamente machista y patriarcal, que siempre cuestiona el relato de las mujeres cuando acusan ser violadas o abusadas. Perdón hermana, no estuve a la altura de tus expectativas como sujeto político, como amigo y compañero, tuve una actitud individualista, preferí centrarme en mi vida personal, privilegiar los lazos artísticos y no tuve claridad ni protocolo de acción para aclarar esta situación. Sí, soy un machista, y tengo muchas cosas en mi persona que debo deconstruir y cambiar, muchos privilegios que abandonar, y quizás una de las cosas positivas de todo esto es para que se den cuenta que no soy un “referente” ni un “ídolo”, soy una persona con contradicciones como cualquier otra, y no supe enfrentar este problema. Sigo teniendo los mismos sueños de un mundo nuevo como lo mencioné en la declaración anterior, sin embargo, debo reconocer que ya no soy el Andi del disco “Escribo Rap con R de Revolución”, militante popular y revolucionario. Debo de admitir que estos últimos años he estado viviendo una suerte de “adolescencia tardía”, conociendo el mundo del carrete y la bohemia, frecuentando contextos de vacile y excesos, que es donde precisamente más se dan las situaciones de violencia y abuso. Creo que es el mejor momento para regenerame y volver a levantarme como el de antes, y pensar bien dónde y con quienes quiero estar. Pido disculpas también al mundo social y político, a lxs compañerxs que esperaban una declaración a la altura del contexto histórico que estamos viviendo, donde la lucha contra el machismo y el patriarcado es fundamental a nivel nacional e internacional.

Una publicación compartida de Portavoz / Cuenta Oficial (@negro_andi) el