A varias semanas de haber ocurrido el polémico episodio sobre los “terroristas con aguinaldo” del UDI Ignacio Urrutia, el periodista Rafael Cavada decidió parar en seco a Patricia Maldonado por su llamativa forma de defender los dichos del parlamentario gremialista.

Cavada recordó el polémico posteo en Facebook de la cantante en la que afirmó lo siguiente: “Ud. sí que tiene los pantalones bien puestos y no como los otros de su bancada que sólo se los ponen para taparse las… Vamos diputado Urrutia siga dando la pelea. Nunca se olvide que los valientes mueren de pie y los cobardes mueren de rodilla y llorando”.

Pues bien, durante el último capítulo de “La Mañana” de CHV, el profesional de las comunicaciones disparó que “a mí la palabra ‘los cobardes mueren de rodilla’, ese día a mí me tocó profundamente. Porque tengo 19 colegas de diferentes medios que fueron a cubrir las guerras en oriente y terminaron degollados, de rodillas, por ISIS”.

Agregó que “yo considero que esos tipos eran los más valientes del mundo, que eran los más sacrificados del mundo, los más soñadores del mundo y terminaron degollados en vivo y de rodillas. Yo no creo que los cobardes mueran de rodillas”.

En este punto, Cavada aseveró que “cuando tú ejecutas a alguien de rodillas, cuando a alguien lo ejecutan de rodillas, no estás convirtiendo al tipo que está arrodillado en un cobarde. Lo estás convirtiendo en la víctima del mayor de los abusos. Y al otro, al que tiene el cuchillo, el arma, el fusil, la pistola en la mano, en el tipo más cobarde del mundo”.

En otros pasajes, el también locutor de radio arremetió con que “a mí esa frase me tocó por lo que yo he hecho en la vida, que considero una de las pegas más bonitas del mundo. Me tocó profundamente. Y lo hago extensivo a aquellas personas que fueron ejecutadas durante la dictadura sin un juicio justo”.

“Algunas de ellas, sin que nunca se supiera cómo murieron y dónde fueron a parar. Como ocurrió con Ana González de Recabarren, que falleció hace una semana sin encontrar jamás a sus hijos ni a su marido”, sentenció.