El director general de Carabineros, Hermes Soto, declaró ante la Comisión de Derechos Humanos del Senado un último datito sobre la famosa tarjeta de memoria de los pacos que contenía las imágenes del crimen al comunero mapuche, Camilo Catrillanca (24), en medio de un operativo del Comando Jungla.

Según consigna Radio ADN, la autoridad detalló que el policía que cortó con una tijera la tarjeta de memoria, la hizo desaparecer por el baño de su casa.

“Cuando se le toma declaración administrativa al sargento que participa en estos hechos, él señala ante el fiscal administrativo, que es el fiscal de la fiscalía de Temuco (un coronel de Carabineros) que mantuvo la tarjeta en su poder y la rompió posteriormente, y la hizo desaparecer a través del baño de no sé, de su casa”, aseguró.

En otros pasajes, Hermes Soto juró que cuando notaron que Catrillanca estaba herido, le brindaron toda la ayuda posible para que no muriera.