Doble Impacto se encuentra en una etapa de escalamiento significativo.  De 2.100 millones de pesos financiados en 2018, este año se proyectan 15 mil millones de la moneda nacional. Por eso es que el gerente general de la organización, Jorge Muñoz, afirma tajante que hoy no hay otro actor en la industria que busque atender las necesidades de las empresas con impacto como esta plataforma que se proyecta como banco con lineamientos éticos. Y en el corto plazo. 

Doble impacto ha demostrado que invertir con impacto tiene una rentabilidad asociada, que entre la donación o solamente maximizar utilidad sin preocuparse qué costo tiene, existe un intermedio y hay empresas, hay organizaciones con impacto que tienen modelos de negocios que son viables, que son rentables”, dice Muñoz. 

El ejecutivo hace una pausa en la conversación para acometer sin titubeos: “Hoy día me puedo parar y decir: ‘sabemos hacer muy bien nuestro trabajo, evaluar el impacto, evaluar el riesgo de crédito, y eso se refleja en nuestra mora, en nuestra cartera, en que hemos devuelto todo lo comprometido a los inversionistas”. 

Dentro de su lógica de funcionamiento, este proyecto bancario en construcción, inspirado en Triodos Bank, contempla para medir a las empresas lo que se denomina “la evaluación integral del riesgo”. 

“Tenemos una evaluación integral de riesgo de las organizaciones que son deudoras, con esto me refiero a que evaluamos el impacto y el riesgo de crédito con mucha calidad, con mucho conocimiento del cliente, es algo que sabemos hacer muy bien, y eso genera que nuestra mora mayor a 30 días es cero”, precisa Muñoz.