“Incomprensible”. Así calificó el canciller Roberto Ampuero la resolución de la Corte de Apelaciones de París, Francia, decisión de la justicia francesa de no extraditar al ex frentista Ricardo Palma Salamanca, quien fue condenado en Chile por el asesinato de Jaime Guzmán, senador de la UDI.

Ampuero leyó una declaración en donde expresaba que “la resolución a nuestro juicio no se condice con los principios, las normas y las reglas de derecho internacional aplicables en esta materia, el señor Palma Salamanca fue condenado por la justicia chilena por el asesinato de un senador de la República”.

También indicó “Chile es un Estado donde impera el derecho, la resolución conocida hoy niega tanto a las víctimas como a los familiares la posibilidad de obtener justicia, lo lamentamos profundamente. Chile aprovecha esta declaración para subrayar su férreo compromiso en su lucha contra el terrorismo”.

Aunque no se refirió sobre si el Estado chileno va a apelar a la decisión del tribunal en Francia si enfatizó en que “esta Cancillería va a mantener en forma inalterable su objetivo de colaborar con los tribunales chilenos en asuntos de tanta relevancia o tanta gravedad como es el asesinato de un senador de la República en democracia”.